NOTICIAS DIARIAS

La cascarilla de cacao podría combatir la obesidad

La obesidad y enfermedades relacionadas con esta se puede prevenir con la cascarilla de cacao
La cascarilla de cacao se obtiene durante el proceso de tostado y recogen, aproximadamente, 700 mil toneladas al año.
Endocrinología y Nutrición

Un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha demostrado que la cascarilla de cacao es beneficiosa para combatir enfermedades relacionadas con la obesidad. El extracto de cascarilla de cacao atenúa la resistencia a la insulina y la disfunción mitocondrial. Esto hace que disminuya la inflamación en cultivos celulares y la acumulación de lípidos.

La cascarilla de cacao se obtiene durante el proceso de tostado y se recogen, aproximadamente, 700 mil toneladas al año. Este elemento puede utilizarse en la preparación de extractos ricos en fenoles, ya que está formado por compuestos bioactivos de alto valor.

El estudio realizado por la UAM ha demostrado que la cáscara de cacao puede ser utilizada como un nuevo ingrediente bioactivo con propiedades beneficiosas. Puede ser útil para la prevención de la obesidad u otras enfermedades relacionadas con esta como el síndrome metabólico o la diabetes.

Investigación sobre la cascarilla de cacao

Miguel Rebollo, investigador de la UAM, ha explicado cómo se realizó la investigación. Y ha afirmado: “El objetivo del estudio fue comprobar si los compuestos bioactivos en la cascarilla de cacao eran eficaces frente a la reducción de biomarcadores de inflamación. También se pretendía observar si los compuestos fenólicos en el extracto inhibían o reducían el daño a las mitocondrias de los adipocitos y prevenían la resistencia a la insulina”.

Tras realizar el análisis de la cáscara de cacao, los expertos encontraron que este elemento contenía alto niveles de 3 compuesto fenólicos. Estos compuestos son ácidos protocatéquico, epicatequina y procianidina B2. Por último, crearon un extracto acuoso para contrastar los efectos sobre las células grasas y las del sistema inmunológico.

Los profesionales del estudio han asegurado: “La cascarilla de cacao podría añadirse a alimentos o bebidas para aumentar su valor nutricional. El objetivo es ofrecer a los productores de cacao otra fuente potencial de ingresos. Del mismo modo, la utilización del subproducto reduciría la cantidad de residuos ambientales generados”.

Además, han añadido: “Nuestro propósito ahora es crear ingredientes a partir de cascarilla de cacao. Con esto podremos revalorizar este subproducto y diseñar productos de valor añadido con propiedades beneficiosas que promuevan la salud. De esta forma, estaríamos dando una solución a 2 grandes problemas que existen en la actualidad: aumentar la sostenibilidad de la producción de cacao y prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas”.