NOTICIAS DIARIAS

La enfermedad de Chagas aumenta las infecciones intestinales

Cirugía General y del Aparato DigestivoMedicina Interna

La enfermedad de Chagas, originada por el parásito Trypanosoma cruzi, aumenta 2 veces el riesgo de tener una infección intestinal provocada por el helminto Strongyloides stercoralis. A esta conclusión ha llegado un equipo de investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) en un estudio publicado en la revista Plos Neglected Tropical Diseases. El artículo destaca la importancia de realizar un cribado en latinoamericanos que residen en Europa.

La enfermedad de Chagas y la estrongiloidiasis, provocada por Strongyloides stercoralis, son 2 enfermedades tropicales que tienen una alta morbilidad y mortalidad en Latinoamérica, según describe ISGlobal. Los científicos trataron de establecer una conexión entre ambas infecciones en un grupo de 361 migrantes latinoamericanos que habían sido atendidos en el Hospital Clinic de Barcelona.

Los resultados mostraron que el 49% tenía la enfermedad de Chagas y el 14%, estrongiloidiasis. Los principales factores asociados a la infección por Trypanosoma cruzi se relacionaron con ser boliviano, proceder de un ámbito rural y haber residido en una casa de adobe. Además, la infección por la enfermedad de Chagas estaba vinculada con un riesgo 2 veces superior de tener Strongyloides stercoralis en los migrantes latinoamericanos que acudían a un servicio de enfermedades tropicales.

“Ambas infecciones están fuertemente influenciadas por factores socioeconómicos y por la deficiencia de los sistemas sanitarios”, explica Jose Muñoz, investigador de ISGlobal y coordinador del estudio. Por otra parte, ya “hemos demostrado el beneficio de hacer un cribado sistemático para la enfermedad de Chagas en adultos latinoamericanos que viven en Europa, aunque no tengan síntomas”, explica Joaquim Gascón, director de la Iniciativa de Chagas en ISGlobal y coautor del estudio.

La alta prevalencia de estrongiloidiasis en pacientes con Trypanosoma cruzi sugiere la necesidad de realizar pruebas combinadas en los sujetos latinoamericanos que residen en Europa, según explican los autores del estudio. Los resultados de la investigación se han obtenido incluso tras realizar un ajuste por otras variables epidemiológicas, tal y como informan.