NOTICIAS DIARIAS

La estimulación ovocitaria mejora la calidad del embrión

Ginecología y Obstetricia

Además de favorecer la fecundación, la estimulación artificial de la activación ovocitaria en los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) mejora el ritmo de las divisiones celulares del embrión y aumenta la capacidad de anidación en el útero. Según un estudio de la Universidad Medipol de Estambul (Turquía), estas mejoras en la calidad del embrión reducen la posibilidad de padecer un aborto espontáneo.  

Años antes, en 2002, el doctor Jan Tesarik de la Clínica Mar&Gen observó efectos paternos tardíos sobre el desarrollo embrionario tras la fecundación ICSI (inyección directa de espermatozoides en el citoplasma del ovocito) con espermatozoides de hombres con problemas de fertilidad no relacionados con anomalías genéticas. Es decir, muchos ovocitos inyectados no se fecundaban a pesar de llevar un espermatozoide dentro.

Por otro lado, “sospechábamos la existencia de factores abortivos relacionados con anomalías de la activación ovocitaria, pero no había una prueba directa”, admite Tesarik en uno nota de prensa. “El estudio de los investigadores turcos es el primero en demostrar que existen casos de activación imperfecta: suficiente para iniciar el desarrollo embrionario, pero insuficiente para sostenerlo y favorecer la salud posterior de los embriones”.

La estimulación ovocitaria artificial podría contrarrestar los fallos en la activación ovocitaria, reactivar el proceso y salvar los ovocitos. “A partir de ahora, podemos utilizar la técnica de estimulación artificial de la activación ovocitaria no sólo en los casos de problemas de fecundación sino también en los de irregularidades del desarrollo embrionario después una fecundación aparentemente normal”, celebra Tesarik.