NOTICIAS DIARIAS

La función sexual mejora con 60 g diarios de frutos secos

El consumo de frutos secos beneficia la función sexual, según un estudio.
Consumir 60 gramos diarios de frutos secos mejora la función sexual, según el estudio.
Endocrinología y Nutrición

Consumir 60 gramos diarios de frutos secos mejora la función sexual. Así lo demuestra un estudio de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN). Se trata de la primera intervención nutricional con participantes sanos en edad reproductiva. Los resultados se han publicado en la revista Nutrients.

Según ha informado el CIBEROBN, la investigación forma parte del proyecto FERTINUTS, diseñado para evaluar los efectos sobre la calidad del semen del consumo habitual de frutos secos. Lo ha realizado el investigador posdoctoral Albert Salas-Huetos en colaboración con la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili y el citado centro de investigación liderado por Jordi Salas-Salvadó.

Con anterioridad, el mismo equipo había comprobado que algunos frutos secos mejoraban la calidad del semen; sin embargo, no existía evidencia sobre el papel de estos alimentos sobre la función sexual. Para determinar esa relación, se reclutó a 83 individuos que seguían una dieta occidental; es decir, pobre en fruta y verdura y rica en grasas de origen animal.

Se dividió a los participantes en 2 grupos. Uno siguió con su dieta durante 14 semanas, mientras el otro incorporó 60 gramos diarios de una mezcla de nueces, avellanas y almendras. Todos rellenaron el cuestionario IIEF-15, con preguntas relacionadas con la función sexual, al inicio y al final de la intervención. Los resultados muestran una mejora de la función sexual en el grupo que consumió frutos secos.

Equipo del CIBEROBN participante en el proyecto FERTINUTS.

Resultados

De acuerdo con el estudio, complementar la dieta occidental con frutos secos puede ayudar a mejorar tanto el deseo sexual como la función orgásmica. A pesar de estos resultados positivos, los investigadores señalan que es necesario hacer estudios con más participantes para confirmarlos. Asimismo, esos estudios podrían servir para determinar los mecanismos implicados en esa mejora.

De acuerdo con el CIBEROBN, el 2% de los varones menores de 40 años sufre disfunción eréctil y sexual. En el caso de los hombres de 40 a 70 años, la prevalencia asciende al 52%. En los mayores de 80 años, es de un 85%. El tabaquismo, el consumo de alcohol en exceso, la falta de actividad física, el estrés y las dietas no saludables se asocian con alteraciones de la función sexual.