NOTICIAS DIARIAS

La inteligencia artificial no es una amenaza para el acto médico

Última hora

El acto médico no se va a ver amenazado por la inteligencia artificial porque los profesionales deben ver esta tecnología como una herramienta a su servicio y no como un enemigo contra el que luchar. Este es el mensaje que ha trascendido de la mesa redonda Las redes sociales y la inteligencia artificial en el cuidado de la salud. Aspectos éticos y deontológicos, celebrada en el marco del XI Encuentro de FIEM (Foro Iberoamericano de Entidades Médicas) en Toledo.

Moderada por la doctora y presidenta del Colegio Médico de México, Mirian A. López, esta jornada ha animado a los médicos a no temer la inteligencia artificial. Tal y como ha señalado la presidenta de los médicos mexicanos “la incursión de la inteligencia artificial en el acto médico es uno de los grandes retos tecnológicos que debemos afrontar para mejorar la asistencia y la experiencia del paciente”. “Al mismo tiempo”, ha reconocido, “es una enorme brecha”. En su opinión el médico debe perder el temor a la máquina y verlo como una herramienta.

Por su parte, el vicepresidente de CONFEMEL (Confederación Médica de Latinoamérica y el Caribe) y presidente de la Comisión Deontológica de la OMC (Organización Médico Colegial de España), Juan José Rodríguez Sendín, ha subrayado que la inteligencia artificial es ya una realidad y forma parte del acto médico. “Los ordenadores recogen los signos y síntomas de los pacientes y esto les permite realizar diagnósticos”.

Rodríguez Sendín ha destacado el importante papel que juegan las redes sociales. “Es cierto que suponen un riesgo, pero también es cierto que han roto el estatus quo en el control de la comunicación que ejercen las grandes corporaciones y multinacionales”, ha explicado. Según el presidente de la Comisión Deontológica “estas soluciones tecnológicas pueden suponer un avance en la transparencia de la información”.

Asimismo, ha reconocido que la inteligencia artificial “transformará el mercado laboral y los médicos tendrán que adaptarse a nuevas formas de trabajo”. Según ha expresado Rodríguez Sendín, “el diagnóstico lo va a hacer el ordenador en cualquier parte del mundo, pero no tengan miedo, porque los médicos seguirán siendo necesarios. Solo cambiará el método. El trato humano seguida siendo cosa del médico”, ha añadido.

Algoritmos que salvan vidas

El coordinador de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de CONFEMEL ha alertado de la necesidad de contar con plataformas que ofrezcan al médico información de salud contrastada y fiable. En este sentido, Eden Galán Rodas ha denunciado que “obviamente, no toda la información que ahora encontramos en foros en internet es la más idónea”.

El médico peruano ha hecho referencia a un estudio publicado en 2001 en el que se establecen 5 criterios básicos para construir un sistema de salud adecuado y responsable:

  1. Seguridad.
  2. Eficiencia.
  3. Equitativo.
  4. Oportuno.
  5. Centrado en el paciente.

En relación con este último punto, Eden Galán Rodas ha explicado que el acto médico debe estar basado en este criterio. Para el coordinador de TIC de CONFEMEL los nuevos canales de comunicación suponen una reducción de costos y permiten monitorizar el estado clínico del paciente. En referencia a la inteligencia artificial, este médico ha señalado que “es una realidad y los algoritmos ya están salvando vidas”.

Inteligencia artificial y calidez en el acto médico

En la misma línea se ha expresado Florentino Cardoso, presidente de CONFEMEL. El médico brasileño ha explicado que la telemedicina y otras tecnologías como la inteligencia artificial han mejorado la calidad asistencial, entendiendo como parte de esta la seguridad y satisfacción del paciente.

El presidente de los médicos de Bolivia, Anibal Cruz, ha reconocido “el gran avance que se ha producido en el campo de las nuevas tecnologías en los últimos 10 años”. Anibal Cruz ha destacado que “a la vez que supone un importante impulso en la formación de los médicos, la inteligencia artificial nos está alejando de la calidez”. A su juicio es necesario establecer límites y ha recalcado que “el valor ético y deontológico lo damos nosotros, los líderes de opinión”.

El presidente boliviano ha defendido la necesidad de garantizar que estas plataformas difunden una información y una formación médica segura y confiable. “Debemos evitar publicidad engañosa de los resultados”. “Hemos entrado”, ha asegurado, “en el desafío de mirar a la tecnología con mayor humanidad”.

Por último, Eduardo Figueredo, de la Comisión Fiscal del Sindicato Médico de Uruguay, ha analizado la situación de la historia clínica electrónica. Según el médico uruguayo, la implementación de esta herramienta tecnológica debe basarse en 3 principios básicos: la privacidad, la confidencialidad y la seguridad de los datos.

En este sentido, ha puesto en valor la incorporación de tecnologías como la inteligencia artificial al acto médico, pero ha aclarado que “detrás de las máquinas siempre hay seres humanos, por lo que debe haber criterios de seguridad auditados”. Figueredo considera que “el acto médico no está amenazado. No hay ningún instrumento o máquina capaz de dar la mano al paciente”, ha concluido.