NOTICIAS DIARIAS

La lipoinfiltración dificulta la detección del cáncer de mama

Radiodiagnóstico. Medicina Nuclear

Sin embargo, el estudio remarca que la importancia de conocer las manifestaciones radiológicas que supone en la mama. ya que, aunque no aumenta el riesgo de padecer cáncer mamario. Sin embargo, sí puede aumentar la dificultad para detectarlo cuando aparece, especialmente en pacientes con antecedente de cáncer o cuando se produce necrosis grasa, ya que la falta de un protocolo de seguimiento establecido en estas pacientes nos obliga a los radiólogos a realizar más pruebas. Algunos test ¡¡que este método puede perturbar son la RMN y otros métodos intervencionistas, con todo lo que esto supone para las pacientes.

La lipoinfiltración es un método de reconstrucción autóloga, una inyección de grasa del propio paciente que, teóricamente, no debería interferir con la imagen radiológica de la mama, ya que la grasa en sí se encuentra en cantidades variables en la mama normal. De este modo, la grasa infiltrada en la mama debería presentar el mismo aspecto con las diferentes técnicas de imagen, pero no es así, la lipoinfiltración varía de apariencia según la prueba: RMN, ecografía o mamografía, lo que puede afectar a la detección de un cáncer.

“Los grandes e importantes avances en el campo de la Cirugía Estética y Reparadora de la mama y en particular en la reconstrucción poscáncer mamario, llevan a los radiólogos a la visualización de múltiples imágenes con las que no están familiarizados”, cita el texto. Los autores explican que en la actualidad, el relleno graso o lipoinfiltración ha desbancado otras técnicas más antiguas gracias a los resultados que obtiene y las ventajas que supone frente a los implantes protésicos, los colgajos autólogos y el relleno con ácido hialurónico. Sin embargo, “no es una técnica exenta de inconvenientes o desventajas que consideramos importante que se conozcan”.