NOTICIAS DIARIAS

La OMS alerta de la falta de tratamiento para la epilepsia

Según la OMS, hay escasez de tratamiento para la epilepsia en países con bajos ingresos
Tres cuartas partes de la población no recibe tratamientos para epilepsia en países con bajos ingresos.
Última hora

La falta de tratamiento para la epilepsia en países de baja renta deja a tres cuartas partes de la población desatendida. Este hecho condena a gran parte de los afectados a una vida dominada por la estigmatización y al riesgo de muerte prematura.

Estos datos han sido publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Liga Internacional contra la Epilepsia y la Oficina Internacional para la Epilepsia. Las cifras han sido presentadas en Epilepsia: un imperativo de salud pública.

Según ha declarado el Dr. Tarun Dua, del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS: “El déficit terapéutico de la epilepsia es inaceptablemente alto. Sabemos que el 70% de las personas que la padecen podrían dejar de tener crisis si tuvieran acceso a medicamentos cuyo costo anual no supera los 5 dólares americanos. Además, se pueden administrar a través de los sistemas de atención primaria”.

Muerte prematura por epilepsia

Las personas con epilepsia tienen hasta 3 veces más probabilidades de sufrir riesgo de muerte prematura que el resto de la población. Esto se ve agravado en aquellos países con bajos o medianos ingresos, lo que podría estar relacionado con la falta de acceso a la atención sanitaria. En estos países la falta de tratamiento para la epilepsia es un hecho, según la OMS.

Además, alrededor de la mitad de los adultos con esta enfermedad padecen también otro problema de salud. Los trastornos más frecuentes son la ansiedad, detectada en el 20% de las personas, y depresión, la cual afecta al 23% de los adultos. Estos problemas provocan que las crisis sean peores y reducen la calidad de vida. Por otro lado, entre el 30 y 40% de los niños con epilepsia sufren problemas de desarrollo y aprendizaje.

El Dr. Martin Brodie, presidente de la Oficina Internacional para la Epilepsia, ha asegurado: “Muchos niños con epilepsia no van a la escuela y a los adultos se les niega el trabajo, el derecho a conducir e incluso a casarse. Hay que acabar con estas violaciones de los derechos humanos que sufren las personas con epilepsia”. Por este motivo, pretenden crear una campaña de información para prevenir la discriminación a las personas con epilepsia.

Reducir el déficit terapéutico

La OMS ha lanzado nuevos programas en Ghana, Myanmar, Vietnam y Mozambique para reducir el déficit terapéutico. Gracias a esta iniciativa, aproximadamente 6,5 millones de personas podrán acceder a tratamientos para la epilepsia si lo necesitan. Las principales causas por las que se produce esta enfermedad son lesiones perinatales, infecciones cerebrales (meningitis o encefalitis), accidentes cerebrovasculares y traumatismos craneoencefálicos. Por este motivo, alrededor del 25% de los casos son prevenibles.

La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes en todo el mundo. Este trastorno afecta a 50 millones de personas, aunque se produce con más frecuencia en niños y personas mayores de 60 años. Esta enfermedad se caracteriza por una actividad eléctrica fuera de lo normal que provoca convulsiones, así como comportamiento o sensaciones inusuales, incluso puede producir pérdida de memoria.