NOTICIAS DIARIAS

La terapia celular y el trasplante de páncreas, una opción para tratar la diabetes tipo 1

Cirugía General y del Aparato Digestivo

Marchetti aseguró durante el congreso que el trasplante de páncreas es una opción terapéutica en enfermos con diabetes tipo 1 sometidos a trasplante simultáneo o previo de riñón, con un índice de éxito (normoglucemia e independencia insulínica) que supera actualmente el 80% a los 3 años. Sin embargo, este procedimiento no se recomienda en muchos casos debido a las complicaciones quirúrgicas asociadas y a la necesidad de inmunosupresión intensa.

“Ante esta limitación, el trasplante de islotes de células beta surge como una posibilidad muy alentadora”, recalca Marchetti, uno de los científicos que más ha investigado sobre el islote pancreático y el uso de células madre embrionarias, células madre adultas y otros tipos de células, mediante terapia génica, para reemplazar la función normal perdida en la diabetes.

La posibilidad de conseguir la independencia insulínica mediante el trasplante de páncreas o de islotes de células beta ha aumentado el número de pacientes que desea someterse a alguna de estas intervenciones, por lo que el trasplante de islotes, a pesar de las dificultades, "constituye una estrategia muy prometedora, pero que aún debe superar algunos obstáculos pendientes", reconoce el especialista.

¿Una opción real o utópica?

No obstante, el trasplante completo de páncreas puede utilizarse en la práctica clínica habitual con garantía en situaciones muy concretas. Ello no implica que “otras opciones de tratamiento sustitutivo no vayan avanzado a buen paso, pero a día de hoy siguen siendo promesas”, aclara Ignacio Conget, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínic.

“Las terapias celulares y génicas acabarán en el arsenal terapéutico, solas o en combinación, para los pacientes con diabetes", según subraya Conget, quien opina que "no es conveniente hablar de cura de la diabetes, ya que aún son muchas las limitaciones que plantean estas innovadoras estrategias de tratamiento”, informa Conget.

En su opinión, lo importante es que con este tipo de abordajes se pueda mejorar el pronóstico de una persona con diabetes y que se logre que su calidad de vida sea comparable al de otra persona que no tiene dicha enfermedad si bien, “afortunadamente, en España, en este y otros temas de prevención y tratamiento de la diabetes, gozamos de buena salud”.

Por otra parte, y para que continúen los avances en esta materia, el endocrinólogo del Hospital Clínic añade que “hay varios centros clínicos y de investigación que, desde hace años, trabajan de forma muy rigurosa y brillante en buscar nuevas opciones para abordar el reemplazo de la función de la célula beta normal en la diabetes”.