NOTICIAS DIARIAS

Las nanopartículas pueden recalentar muestras congeladas sin dañar tejidos

Ciencia y Tecnología

Navid Manuchehrabadi, líder de la investigación y especialista en Biomedicina en la Universidad de Minesota, combinó nanopartículas de óxido de hierro recubiertas de sílice que estaban mezcladas en una solución que generaba un calor uniforme que se había logrado gracias a un campo magnético.

La investigación podría ser una solución para el más del  60% de los pulmones y corazones que se descartan porque es imposible que el tejido permanezca en hielo más de 4 horas. Las últimas estimaciones aseguran que, si la mitad de los órganos se trasplantaran con éxito, sería más sencillo acabar con las listas de espera.

En algunas ocasiones, los tejidos sufren daños y se rompen mientras se lleva a cabo la descongelación. En este estudio, ninguno de los tejidos mostró signos de daño, a diferencia de las muestras de control recalentadas lentamente sobre el hielo; las nanopartículas fueron eliminadas con éxito de la muestra tras la descongelación.

La aplicación de este método para órganos enteros necesita más optimización, y podría aplicarse en “pulsos letales de calor a células cancerígenas”, aunque ya se hayan usado células congeladas de piel humana, secciones arteriales de cerdo o segmentos de tejido de corazón del mismo animal de un tamaño máximo de 50 mm.