NOTICIAS DIARIAS

Las urgencias oculares requieren visitar al oftalmólogo

Urgencias oftalmológicas
Las urgencias oftalmológicas requieren del tratamiento de un especialista.
Medicina de UrgenciasMedicina Familiar y ComunitariaOftalmología

Ante síntomas como una pérdida de visión por un traumatismo, o si de repente hay dolor y enrojecimiento ocular se debe acudir inmediatamente a urgencias oftalmológicas. Aunque parezca obvio, no suele ser lo habitual. El paciente suele manipular el ojo o alargar la visita al especialista para ver si los síntomas remiten. “Actuar cuanto antes en los casos que requieren una visita inmediata al oftalmólogo para evitar consecuencias más graves como la pérdida del globo ocular”. Así de tajante se muestra el doctor Gonzalo Castiella, responsable de urgencias en el Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología (ICQO).

Cambiar la percepción a la hora de actuar ante estos problemas como el dolor de ojos, puede influir de forma determinante en el pronóstico de la enfermedad, por ejemplo, ante un ataque de glaucoma agudo. Además, los especialistas destacan la importancia de acudir precisamente a un oftalmólogo, puesto que es el único capacitado para abordar los problemas oculares.

Cómo actuar ante urgencias oftalmológicas

Prácticamente no se puede hacer nada. El doctor Castiella aconseja solo el uso de suero fisiológico de forma intensa antes de acudir a urgencias, aunque advierte: “sin manipular la zona ocular”. En cambio, en el caso de los traumatismos oculares, es fundamental ir a urgencias lo antes posible. “Son más frecuentes de lo que parece y una de las principales causas de ceguera”.

Los síntomas más habituales y de menor importancia médica son el enrojecimiento del ojo y los objetos extraños. Ante ambos, la forma de actuar vuelve a ser el suero fisiológico, pero siempre debe valorar la gravedad un profesional médico. En ocasiones se requiere de anestésicos para retirar objetos extraños, o el enrojecimiento hace referencia a una conjuntivitis infecciosa, que necesita tratamiento.