NOTICIAS DIARIAS

«Los médicos tenemos resistencia a compartir información»

Julio Zarco, médico de familia
Julio Zarco piensa que MedsBla sería de gran utilidad para el profesional sanitario.
Ciencia y Tecnología

“Los médicos tenemos mucha resistencia a compartir información”. Así de tajante fue Julio Zarco, director del Área de Personalización de la Asistencia Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, cuando MMG le preguntó por el intercambio de datos sensibles entre los sanitarios recién aprobado el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). “Somos muy celosos de la información y nos amparamos en la confidencialidad”, dejó claro el que fue director general de Coordinación de Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Madrid.

Zarco reconoció que a los médicos les da pavor dónde pueden acabar los datos sensibles que manejan. Los actuales modos de compartir información son limitados y segmentados, y puso de ejemplo las llamadas telefónicas, la conversación en persona o los mensajes “escasos” por WhatsApp. “El correo electrónico también da miedo porque no sabes dónde puede acabar eso”, recordó este médico.

Este especialista explicó que, a nivel institucional, están sometidos a la oficina de seguridad informática, la OSI, que es absolutamente “draconiana” con la normativa de protección de datos que genera mucha disfunción porque casi no pueden hacer nada. “Si hacemos todo lo que la OSI dicta hacer, no haríamos casi nada”, recordó. De MedsBla, el sistema de mensajería encriptada de MMG que permitirá compartir información entre profesionales sanitarios, dijo que era una solución acertada. Para él, este tipo de aplicaciones son útiles entre profesionales sanitarios, los pacientes y la enfermería.

“Yo no tendría problemas en comunicarme con los pacientes a través de una aplicación de mensajería como MedsBla”.

No hay cultura telemática

En el Hospital Clínico San Carlos, intentan que los pacientes puedan tener acceso a su información mediante una simple URL desde la que descargarse sus radiografías, sus resonancias… y esto, según palabras de Zarco es imposible porque siempre hay algún tipo de pegas.

Este doctor recordó la red de consultas que puso en marcha hace 15 años, patrocinada por Almirall, que conectaba a más de 10.000 médicos de Atención Primaria. La red, que generaba interconsultas entre el especialista y el médico de familia e incluía a pacientes en la última fase, tuvo un nivel de satisfacción enormemente grande, pero no siguió adelante al chocar con la política interna del laboratorio.

“La e-consulta, como tal, no es nueva, el problema es que no hay cultura”, matizó Zarco. Como ejemplo puso a Canadá, en donde esta práctica comenzó antes de que hubiera internet y al Reino Unido, donde es algo habitual. Julio Zarco tiene claro que, la final, es una práctica que acabará imponiéndose, y señaló que hay muchas iniciativas como estas que al final siempre fracasan por 3 aspectos fundamentales:

1. No se venden bien.

2. El profesional cree se va a duplicar su trabajo porque va a tener al paciente en persona y telemáticamente, y esto produce rechazo.

3. Da miedo pensar si el que te pregunta es realmente el que te pregunta y qué tipo de validez tiene lo que tú respondes sobre las preguntas que te hacen.

“Cada vez da menos miedo esto porque llegan generaciones nuevas de nativos informáticos, pero el problema sigue existiendo. Por un lado, está la cuestión organizativa institucional de las oficinas de seguridad informática y por otro, que no hay cultura para generar interconsulta… pero la habrá”, concluyó.