NOTICIAS DIARIAS

Leucemia mieloide aguda: nuevas dianas farmacológicas

Ángel Hernández investiga sobre leucemia mieloide aguda.
Ángel Hernández ha liderado la investigación. USAL.
Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaHematología y HemoterapiaOncología Médica. Oncología Radioterápica

La leucemia mieloide aguda cuenta con nuevas dianas farmacológicas a partir de las que diseñar tratamientos. Las han identificado investigadores de la Universidad de Salamanca. Ángel Hernández, del departamento de bioquímica y biología molecular, ha liderado el estudio. Los resultados se han publicado en Journal of Experimental & Clinical Cancer Research.

Tal y como ha explicado la universidad, la leucemia mieloide aguda se caracteriza por la división rápida y descontrolada de progenitores de células mieloides de la sangre. En España, se calcula que afecta a 15 personas por millón de habitantes al año. A nivel mundial, representa el 40% de los casos de leucemia. El equipo liderado por Hernández ha identificado las proteínas SHP1 y SHP2 como nuevas dianas farmacológicas frente a dicha enfermedad.

El trabajo profundiza en la diferenciación de células leucémicas a través de la inhibición por oxidación de dichas proteínas SHP1 y SHP2. Para este fin, se usaron agentes químicos conocidos como ésteres de forbol. En concreto, el quipo evaluó el uso de NSC87877, un inhibidor de SHP1 y SHP2, en combinación con el éster de forbol natural prostratina como estrategia frente a la leucemia mieloide aguda.

Ensayo in vitro

En esa línea, se planteó un ensayo in vitro junto con el Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Universitario de Salamanca. La idea era evaluar la capacidad de NSC87877 y la prostratina a la hora de reducir el potencial de autorrenovación de células de médula ósea de pacientes con leucemia mieloide aguda. La combinación resultó ser “más efectiva que los agentes administrados de forma individual”, según Hernández.

El investigador dirige el Grupo de Señalización Redox en Neoplasias Hematológicas del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL). Este centro surgió en 2011 de un convenio. En principio, entre la citada universidad y la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. En 2012, se sumó el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Su misión es fomentar la investigación traslacional.