NOTICIAS DIARIAS

Los antidepresivos en el embarazo no se asocian a TDAH ni a autismo

Psiquiatría

En esta ocasión, la doctora Simone N. Vigod, del Women's College Hospital de Toronto (Canadá), y su equipo analizaron la exposición del feto en la gestación a los antidepresivos serotoninérgicos consumidos por la madre y el espectro autista. El análisis se hizo en 35.906 nacimientos para poder determinar el papel de los antidepresivos en el embarazo.

Un 2% de los niños nacidos de 2.837 embarazos expuestos a antidepresivos fue diagnosticado con TDAH, una cifra más alta que en aquellos no expuestos. Cuando los investigadores hicieron los ajustes pertinentes para los factores de confusión, la diferencia no era relevante ni siquiera comparando a los hermanos no expuestos a los antidepresivos durante la gestación, según indican desde Medscape.

La doctora Vigod dejó claro que asegurar con certeza que un medicamento no tiene riesgos para la salud era algo muy arriesgado. Luego afirmó que este estudio era muy alentador porque indicaba que los antidepresivos en el embarazo tenían riesgos muy bajos.

Antidepresivos en el primer trimestre

El doctor Brian M. D'Onofrio, de la Universidad de Indiana, hizo un estudio anterior que se centraba en los factores de confusión entre el neurodesarrollo y el consumo de antidepresivos en el primer trimestre. En él, analizaron una base de datos de más de 1,5 millones de suecos nacidos entre 1992 y 2012, y se concluyó que 1,4% nació de madres consumidoras de antidepresivos.

D'Onofrio expuso que su estudio sugería que el uso de antidepresivos en la gestación no era el factor desencadenante de los problemas de neurodesarrollo de los hijos. Lo que sí detectaron fue un pequeño de aumento de casos de parto prematuro, sin riesgos de talla pequeña para la edad gestacional.

Florence Gressier, doctora del Hospital Universitario Bicêtre, en Le Kremlin-Bicêtre (Francia), analizó 10 estudios sobre la asociación entre antidepresivos en el embarazo y TDAH y autismo. Pese a que sí hubo una relación, fue más significativa en la preconcepción que en el propio embarazo. Por último, se vio que esta asociación era más débil si se controlaba la enfermedad mental de la madre.