NOTICIAS DIARIAS

Los carbohidratos podrían aumentar el riesgo de osteoartritis

Endocrinología y NutriciónGeriatríaReumatología

Las dietas ricas en carbohidratos podrían aumentar el riesgo de osteoartritis, independientemente de la cantidad de grasa corporal, según un estudio en ratones llevado a cabo por el programa de metabolismo y envejecimiento de la Oklahoma Medical Research Foundation (OMRF). Los resultados podrían ser relevantes en el tratamiento y prevención de esta patología en humanos ya que, hasta ahora, se sabía que la obesidad elevaba el riesgo de osteoartritis, pero no que ciertos componentes de la dieta afectaban de forma independiente a la masa corporal.

“Los ratones obesos inducidos por dietas altas en grasas son un modelo ampliamente utilizado para probar hipótesis sobre cómo la obesidad aumenta el riesgo de osteoartritis”, explica el autor principal, Tim Griffin. Sin embargo, las estrategias terapéuticas se han visto limitadas por el desconocimiento en torno a la etiología de la enfermedad, “particularmente con respecto a los factores metabólicos”, matiza.

Para despejar esta incógnita, los investigadores compararon los efectos que causaban en los ratones diferentes dietas en las que se variaba de forma independiente el contenido de sacarosa y grasa. De esta forma, Griffin y su equipo observaron que, incluso en dietas bajas en grasa, la composición de carbohidratos era suficiente para alterar el riesgo de osteoartritis de los ratones.

“La dieta alta en sacarosa aumentó los signos de inflamación en las articulaciones de los ratones y provocó cambios en el metabolismo del cartílago y las vías de respuesta al estrés celular”, resume la OMRF en una nota. Los hallazgos, publicados en Disease Models & Mechanisms, indican también que la mayor cantidad de grasa en la dieta aumenta las enzimas metabólicas de los ácidos grasos en el cartílago.

“Es importante entender cómo la dieta afecta a la salud de las articulaciones”, concluye Griffin, quien también recomienda considerar cuidadosamente las dietas de los ratones de control en los estudios sobre osteoartritis, ya que las variaciones en la cantidad de sacarosapueden afectar independientemente a la patología y constituir así un factor de confusión. El siguiente paso, adelanta el autor, será investigar los diferentes tipos de fibra alimentaria y su relación con la osteoartritis, así como el papel que el microbioma intestinal juega en esta enfermedad.