NOTICIAS DIARIAS

Los endocannabinoides pueden producir inflamación cerebral

El cerebelo se encarga del aprendizaje motor.
El cerebelo está implicado en la coordinación de movimientos encadenados y sucesivos y en el aprendizaje motor.
Neurología. Neurocirugía

Un incremento de los endocannabinoides en el cerebro puede provocar inflamación en ciertas áreas como el cerebelo; una inflamación que se asocia con problemas de coordinación motora fina. Así lo demuestra un estudio liderado por el Laboratorio de Neurofarmacología-NeuroPhar de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) que contradice evidencia previa. Los resultados se han publicado en Brain, Behavior and Immunity.

Según recoge la agencia SINC, el sistema endocannabinoide está relacionado con diversas funciones cerebrales fisiológicas, incluída la coordinación motora. Los cannabionoides, tanto externos como endógenas, se encargan de modularlo. Eso incluye el tetrahidrocannabinol, que procede de la planta Cannabis sativa, y los endocannabinoides, que produce el organismo.

En estudios anteriores, se había observado que el aumento de los endocannabinoides principales (2-araquidonoilglicerol (2AG) y anandamida) tenía un papel antiinflamatorio general en el cerebro. Asimismo, se había comprobado que el efecto era el mismo cuando la investigación se centraba en áreas concretas. Por ejemplo, el hipocampo.

Nuevos efectos de los endocannabinoides

Este nuevo estudio, realizado en ratones, ha descubierto el efecto contrario de los endocannabinoides en el cerebelo; un área implicada en la coordinación de movimientos encadenados y sucesivos y en el aprendizaje motor. Los resultados muestran que el aumento de cannabinoides endógenos en esa zona da lugar a inflamación, lo cual provoca problemas de coordinación motora.

“Nuestros experimentos muestran que la inhibición farmacológica o genética de la enzima monoacilglicerol lipasa (MAGL) resulta en déficits significativos en la coordinación motora y aumento de la inflamación”, señala la investigadora Sara Martínez-Torres.

La enzima MAGL se encarga de degradar el endocannabinoide 2AG. “Hemos visto que esta inflamación en el cerebelo está causada por un aumento de la enzima COX2, que se induce durante procesos de inflamación y produce mediadores proinflamatorios”, añade la científica, primera firmante del artículo.

¿Por qué el cerebelo?

De acuerdo con Laura Cutando, coautora del estudio, este se centra en el cerebelo como consecuencia de una investigación anterior. “Habíamos visto que el tetrahidrocannabinol producía inflamación en esta área, lo que producía déficits en la coordinación motora. Quisimos saber si aumentando de forma endógena los endocannabinoides también ocurría”, explica.

“La respuesta diferencial entre el cerebelo y el hipocampo puede derivar del metabolismo alternativo de 2-AG acumulado en ambas áreas del cerebro”, apunta Andrés Ozaita.

Según los autores, el trabajo desvela la sensibilidad del cerebelo a las alteraciones en la señalización del sistema endocannabinoide. De igual modo, pone de manifiesto un posible inconveniente en las estrategias antiinflamatorias dirigidas a la inhibición de la actividad MAGL. Por eso, el investigador surgiere complementar estas con antiinflamatorios clásicos para evitar el efecto en el cerebelo.