NOTICIAS DIARIAS

Los estudios electrofisiológicos corrigen las arritmias cardiacas

Julio Pérez Villacastín, Quirónsalud Córdoba.
Julio Pérez Villacastín es especialista del Hospital Quirónsalud Córdoba.
Cardiología. Cirugía Cardiovascular

Los estudios electrofisiológicos permiten corregir arritmias cardiacas simples y complejas de manera definitiva a través de cateterismos. Así lo aseguran desde el Hospital Quirónsalud Córdoba, donde realiza este tipo de intervención Julián Perez Villacastín, adscrito también al Hospital Ruber Internacional. Victoria Cañadas y Nicasio Pérez Castellano conforman su equipo.

Según Quirónsalud, Pérez Villacastín es uno de los mejores especialistas en estudios electrofisiológicos de España. Estas intervenciones permiten tratar de forma indolora y definitiva arritmias cardiacas frecuentes; por ejemplo, fibrilación auricular, taquicardia paroxística, síndrome de preexcitación o flutter auricular. Para ello, se realiza un cateterismo que en la mayoría de los casos evita que los pacientes tengan que tomar tratamiento antiarrítmico indefinidamente.

Tal y como ha destacado el experto, el tratamiento farmacológico de las arritmias no siempre funciona. Además, cuenta con efectos secundarios. Los estudios electrofisiológicos se presentan como una alternativa para corregir estas patologías.

A través de la vena femoral, se introduce un catéter hasta el corazón, donde se localiza el origen de la taquicardia para llevar a cabo una ablación de la zona. De esta forma, se evita que se reproduzca. De acuerdo con el centro, es un procedimiento indoloro indicado para pacientes de cualquier edad. Se lleva a cabo mediante anestesia local y el paciente no tiene que estar ingresado más de 24 horas.

Arritmias cardiacas

Según Quirónsalud, los estudios electrofisiológicos permiten corregir distintos tipos de arritmias cardiacas. Entre ellas se encuentra la fibrilación auricular, la arritmia cardiaca más frecuente, sobre todo en personas mayores. En este caso, realizar un cateterismo puede evitar un tratamiento farmacológico necesario de por vida.

Por su parte, el flutter auricular, las taquicardias paroxísticas y los síndromes de preexcitación son arritmias mucho menos comunes. Se dan habitualmente en pacientes jóvenes, que pueden verse imposibilitadas para realizar ejercicio o desempeñar determinadas profesiones, como bombero, piloto o policía. Esa situación cambiaría si las personas afectadas se sometieran a estudios electrofisiológicos.