NOTICIAS DIARIAS

Los menores extranjeros no acompañados necesitan protección

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) han recordado que los menores extranjeros necesitan protección.
El Defensor del Pueblo recogió que en 2018 el número de menores registrados era de 13 012.
Última hora

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) han recordado que los menores extranjeros necesitan protección. Esto se debe a que se trata de niños y adolescentes que se encuentran solos en un país desconocido para ellos. Por este motivo, AEPap obliga a la sociedad a extremar su cuidado y protección.

Los menores que no están acompañados por una persona adulta se encuentran en una situación de desamparo y riesgo. En este sentido, AEPap ha informado de la necesidad de tomar las medidas necesarias. Además, han explicado: “Dicha situación plantea la necesidad de garantizar la máxima protección. Por ello, es importante seguir las medidas que marca la legislación española y los convenios internacionales relativos a la protección de los menores de edad”.

Según los datos recogidos por la Fiscalía de Menores en 2016, un total de 3660 menores extranjeros se encontraban en España sin acompañante. Además, los informes elaborados por UNICEF aseguran que el año pasado llegaron a España 65 300 extranjeros. Dentro de estas cifras, 6000 corresponden a menores de edad extrajeron y no acompañados por un adulto. Por otra parte, el Defensor del Pueblo ha recogido que el número de menores registrados se encontraba en 13 012 en 2018. Estos datos han continuado aumentando, especialmente durante los últimos 2 años.

Problemas de los menores extranjeros

Los principales problemas a los que se enfrentan los menores extranjeros al pisar suelo español es determinar si son menores de edad, ya que no suelen presentar documentación. A pesar de que en algunos casos es evidente, entre los 16 y 17 años es difícil determinarlo. Una vez clasificados como menores de edad, intentan devolverlos a sus familias o países. Sin embargo, en múltiples ocasiones no resulta posible y es necesario comenzar un proceso de acogida. En muchos casos, los menores terminan en centros de acogida donde es muy difícil asegurar una asistencia digna.

La última dificultad aparece cuando cumplen la mayoría de edad, ya que existe una falta de apoyo a estos jóvenes en su integración a la sociedad. Por este motivo, la protección y cuidado de los niños y adolescentes que llegan a España desde países extranjeros es sumamente importante.