NOTICIAS DIARIAS

Los problemas de controlar la diabetes durante un viaje

Viajar con diabetes
Los problemas de viajar con diabetes
Endocrinología y Nutrición

La actividad física, los cambios en la dieta o en los horarios pueden acabar ocasionando alteraciones en las cifras de glucosa en sangre. Estas son algunas de las preocupaciones que sufren los viajeros que padecen diabetes. Sin embargo, la principal fuente de información para consultar dudas es internet con un 55%. Por encima de la atención médica tradicional que está en un 25%. El peligro de este dato es que la información en internet no es especializada y puede no ser válida.

“Lo más importante que sucede durante un viaje es que se modifican las costumbres y dinámicas que se realizan en el día a día. Es importante tener en cuenta que solamente caminar una hora más de lo normal o tomar un alimento con mayor contenido de hidratos de carbono puede suponer una alteración de las cifras habituales de glucosa en sangre” comenta Serafín Murillo, investigador del CIBERDEM en el Hospital Clínic de Barcelona.

Dificultades de viajar con diabetes

Existe poca documentación relacionada con el impacto negativo de los viajes para controlar los niveles de glucosa. La escasa bibliografía referencia que la pérdida de los suministros para el control de la diabetes, los problemas en los controles de seguridad y el cambio de horario son los principales elementos que se deben tener en cuenta, y que más sufren los pacientes de diabetes.

Durante el viaje, existe el principal problema en la excesiva actividad física, ligada a los cambios en la alimentación. Las variaciones radicales en la dieta, causadas por la gastronomía del destino elegido pueden tener un efecto adverso. Más todavía, cuando esa ingesta diferente de alimentos provoca diarreas o vómitos, que ocasionan un alto riesgo de hipoglucemias en las personas que siguen un tratamiento con insulina.

Consejos prácticos

El conocimiento de la enfermedad es la mejor forma de controlarla. “Una persona con diabetes necesita tener toda la información necesaria para llevar su diabetes en el día a día. Sabiendo adaptarse a las situaciones que se le vayan presentando, como pueden ser los cambios horarios, comidas diferentes o saber qué hacer si aumenta su actividad física durante, por ejemplo, una excursión” apunta Murillo.

Perder el material para controlar la diabetes posiblemente sea el problema más grave. Un buen consejo es llevar por duplicado insulina, tiras reactivas, glucómetros, bomba de insulina, etc. Además, se deben tener controlados los establecimientos donde reabastecer este material, siempre teniendo en cuenta que en otros países la normativa o la dosis es diferente.