NOTICIAS DIARIAS

Los síntomas del golpe de calor pueden pasar desapercibidos

Golpe de calor
Confundir la sintomatología del golpe de calor puede ser un peligro.
Medicina Familiar y Comunitaria

Especialistas del Hospital de Manises advierten de que los síntomas del golpe de calor podrían pasar desapercibidos. El dolor de cabeza, la fatiga o los mareos en su fase inicial se pueden confundir con otras patologías leves. Además, avisan de que la prevención con una buena hidratación a base de agua y evitar comidas copiosas, debe ser fundamental.

El tradicional golpe de calor veraniego es una afección provocada por las altas temperaturas, la exposición al sol o la excesiva humedad. En estas fechas, los centros de salud reciben a muchas personas aquejadas de esta sintomatología, que también está relacionada con insolaciones o deshidrataciones. Por otro lado, el golpe de calor tarda en desarrollarse, en su fase inicial los síntomas son leves y confundibles con otras patologías.

“Estos síntomas son comunes y pueden generar confusión, por eso es importante estar alerta. Se debe controlar la evolución y consultar con el especialista”, afirma la Dr. Lara González, médica de familia del centro de salud de Manises.

Grupos vulnerables al golpe de calor

Las personas con mayor facilidad fisiológica a sufrir un golpe de calor son los niños menores de 5 años y personas mayores de 65. También deben tener especial cuidado mujeres en estado de gestación y enfermos crónicos. Los expertos alertan de que con estos grupos no solo se deben tener en cuenta los síntomas tradicionales. “Es frecuente el dolor abdominal, una sudoración importante, la piel seca o calambres”, asegura González. En estados avanzados provoca convulsiones, alteración de la conciencia y fallos orgánicos.