NOTICIAS DIARIAS

Los venezolanos con VIH ante el drama de emigrar o morir

venezolanos con VIH
La crisis humanitaria que atraviesa el país está obligando a los venezolanos con VIH a decidir entre morir o emigrar.
Latinoamérica

La crisis humanitaria que atraviesa el país está obligando a los venezolanos con VIH a decidir entre morir o emigrar. Es el caso de William, uno de los venezolanos con VIH, que optó por marcharse a España para intentar salvar la vida. Y es que, según relata el propio William a la agencia EFE, “si me hubiera quedado en Venezuela, habría muerto”. De hecho, asegura que los médicos de este país sudamericano fueron tajantes al afirmar que no habría medicinas para todos.

William -nombre ficticio- temía por su salud y le aconsejaron irse del país antes de que desarrollase sida. De hecho, antes de abandonar Venezuela, William solo disponía de 3 meses de tratamiento que una amiga enfermera le había conseguido en un hospital militar. “Algunos amigos empezaron a marcharse, pero otros comenzaron a enfermar y a morir”, reconoce William.

Venezolanos con VIH

Venezuela fue líder en la región por poseer uno de los mejores programas públicos de entrega gratuita del tratamiento antirretroviral. Sin embargo, la grave crisis que atraviesa contrasta con la situación que vivía en los 90. Desde entonces, las circunstancias han cambiado mucho para las 120 000 personas que viven con VIH en el país, de los que cerca de 8000 han emigrado en los últimos años.

La situación se acrecienta con las dificultades para acceder a comprar un billete de avión, puesto que “el sueldo medio no alcanza los 7 dólares”, señala William. Por esta razón, algunos venezolanos con VIH deciden caminar a pie durante varias semanas hasta Colombia, a pesar de la gravedad de su situación. William corrió mejor suerte, con lo que tenía ahorrado compró un billete a España de ida y vuelta. “No pensaba volver a Venezuela, pero para salir del país las autoridades te lo exigen”, destaca.

Asociación Kif kif

William, acompañado por un miembro de la asociación Kif kif, acudió al Hospital Ramón y Cajal de Madrid para tratarse la enfermedad. De hecho, Jorge Beltrán, encargado del área de salud de la organización, explica que entre un 50 y un 60% de las personas que reciben en Kif Kif son venezolanos.

Asimismo, Samir Bargachi, fundador de esta organización dirigida a migrantes y refugiados LGTBI, incide en que los recién llegados encuentran un apoyo fundamental en este tipo de asociaciones. “Para las personas que enfrentan dificultades durante las primeras semanas hemos generado incluso farmacias solidarias. También hemos intentado establecer convenios con las empresas farmacéuticas para cubrir ese tiempo de espera”.

Futuro de William

La escayola que lleva en el brazo no le impide contar su historia con pasión. Se imagina en el futuro ayudando a otros, como hicieron con él. A pesar de que llegó a España por azar, el país le resultó toda una revelación y más que haber viajado a otro lugar le pareció haberlo hecho en el tiempo. “Para mí fue como pasar de la Edad de Piedra al siglo XXI”, afirma.

El venezolano nunca pensó en separarse de “las aguas turquesas del Caribe”, su “auténtica pasión”. No obstante, ahora dice tener claro que allí es imposible vivir. “No tengo la intención de volver a Venezuela. Quiero mucho a ese país, pero tal y como está la situación, no pienso regresar. Allí la vida humana no vale nada”, concluye William.