NOTICIAS DIARIAS

Medidas contra la ola de calor que azota a España

Las personas tomen precauciones que les protejan de estos episodios de calor
Las personas más vulnerables a estos episodios son los niños, las personas mayores y los enfermos.
Medicina Preventiva y Salud Pública

Durante la ola de calor es muy importante tomar medidas, como no salir de casa en las horas de máximo sol. El pasado miércoles 26 de junio comenzó la ola de calor que ha puesto en alerta a media España. Por este motivo, el Dr. Esteve Llargués, director del Servicio de Medicina Interna y Especialidades del Hospital de Granollers ha aportado algunas recomendaciones al respecto en una entrevista con MedsBla. La ola de calor es un periodo, de al menos 3 días, en el que se registran temperaturas inusualmente altas.

Las personas más vulnerables a estos episodios son los niños, las personas mayores y los enfermos, que muchas veces se corresponden con gente mayor que padece enfermedades crónicas. Esto se debe a que, por su estado de salud y su debilidad, es más fácil que la ola de calor les afecte. Por otro lado, los niños son más frágiles que los adultos y los jóvenes, por ello hay que mantenerlos bien hidratados y protegerlos del sol.

Por este motivo, es importante que las personas tomen precauciones que les protejan de estos episodios de calor. Según ha afirmado el doctor Llargués: “Es importante no salir de casa en las horas de máximo sol, que suelen ser desde a mediodía hasta las 6 de la tarde”. Además, ha añadido: “Si es necesario salir hay que protegerse bien con un sombrero, ropa ligera o ir tapados con ropa fresca”.

Golpe de calor

En el caso de que personas, por su trabajo o por sus obligaciones, deban estar expuestos al sol en estas horas, el doctor recomienda mojarse la cabeza, los brazos y las piernas. Por otro lado, es muy importante evitar ejercicios de alta intensidad como salir a correr o montar en bicicleta.

Las personas que no sigan estas recomendaciones podrían llegar incluso a sufrir un golpe de calor o insolación. Este trastorno se presenta con síntomas como sensación de mucho calor, dolor de cabeza, náuseas, mareo. Ante esta situación, Esteva Llargués recomienda actuar tumbando a la persona afectada en el suelo, levantarle las piernas e intentar refrescarla. Además, ha añadido: “Si vemos que hay signos de preocupación como que no reacciona, vomita o su estado es preocupante, hay que ir al médico o llamar a una ambulancia”.