NOTICIAS DIARIAS

Mejora el agotamiento de los médicos

Agotamiento de los médicos
Agotamiento de los médicos.
Medicina del Trabajo

El agotamiento de los médicos mejora, según un estudio realizado por la Universidad de Stanford. Este estudio aparece  publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings. De hecho, los médicos fueron propensos a indicar agotamiento emocional y despersonalización en 2017 en comparación con 2014. Por esta razón, la prevalencia del agotamiento está más cerca de los niveles de 2011. En este sentido, en 2017, el 43,9% de los médicos de EE. UU. mostraron, al menos, un síntoma de desgaste. Esa es una gran caída desde el 54,5% de los médicos que reportaron lo mismo en 2014 y por debajo del 45,5% reportado en 2011.

Investigación

Tait D. Shanafelt, del departamento de Medicina Interna del Centro Médico de la Universidad de Stanford y autor principal del estudio, señala que esta tendencia es “alentadora”. Además, sugiere que la mejora es posible a pesar de los numerosos factores contribuyentes y la complejidad del problema. No obstante, reconoce que este problema “sigue siendo grave”. A su juicio, la industria de la salud se enfrenta a una inminente escasez de médicos. En particular en ciertas áreas de la nación.

Los médicos tienen índices mucho más altos de síntomas de agotamiento que la fuerza laboral general de Estados Unidos. Tenía una prevalencia de agotamiento de 28,1% en 2017. Asimismo, en el informe del estudio se aprecia que muchas de las instituciones de atención médica han hecho del agotamiento profesional una de las principales áreas de mejora. Por esta razón, se están realizando otros esfuerzos para encontrar las causas subyacentes.

Peligros significativos

Asimismo, el agotamiento también tiene peligros significativos. Incluyen sentimientos de depresión y suicidio, junto con la posibilidad de más errores médicos e incluso la muerte del paciente. “Aunque la mejora es una buena noticia, los síntomas de agotamiento siguen siendo un problema omnipresente. Su prevalencia entre los médicos sigue siendo marcadamente más alta que en la población laboral general de EE. UU., incluso después de ajustar por diferencias en las horas trabajadas, la edad, el sexo y el estado de las relaciones”, recalca Shanafelt.

La Asociación Médica Americana está de acuerdo en que se necesita hacer más para mejorar el tema. Su presidenta, Bárbara L- McAneny destaca que «la marea aún no ha cambiado en la crisis del agotamiento de los médicos». Además, informa de que, a pesar de las mejoras en los últimos 3 años, los niveles de agotamiento siguen siendo mucho más altos entre los médicos que entre los trabajadores estadounidenses”. A su juicio, esta brecha se agrava “a medida que la burocracia de la medicina moderna interfiere con el cuidado de los pacientes. También inflige un peaje en el bienestar de los médicos”.

Causas del agotamiento

Los investigadores encuestaron a más de 5000 médicos estadounidenses entre octubre de 2017 y marzo de 2018. Midieron el agotamiento utilizando una escala emocional y despersonalización de Maslach Burnout Inventory (MBI). Un puntaje alto en esta escala indicaba tener al menos una manifestación de agotamiento profesional. Las historias clínicas electrónicas han sido señaladas como una de las principales causas de agotamiento con médicos que dedican hasta la mitad de su jornada laboral más 28 horas adicionales en las noches y fines de semana a las tareas de historia clínicas electrónicas.

Las demandas de EHR, junto con otras medidas de eficiencia administrativa han cambiado, lo que significa ser un buen médico en muchas organizaciones. También hay varias explicaciones posibles de por qué el desgaste de los médicos disminuyó a partir de 2014. Entienden que es posible que algunos médicos simplemente hayan abandonado la fuerza laboral. Ello puede ser debido al agotamiento en los últimos años. También a que se hayan adaptado mejor al nuevo entorno de la práctica. No obstante, 2014 podría haber sido un año particularmente difícil, con nuevas regulaciones, una mayor penetración de la HCE y mayores cargas administrativas, observaron los investigadores.

Mejoras

Por otro lado, otros esfuerzos para mejorar el agotamiento pueden estar funcionando:  mayor reconocimiento sobre el tema, junto con el reconocimiento del liderazgo en toda la industria, ha llevado a un mayor compromiso para combatir el problema. Además, los investigadores anotaron que los esfuerzos deben ser continuos tanto entre los individuos como entre las organizaciones. Por eso, la modesta mejora de los niveles de agotamiento entre 2014 y 2017 debería dejar margen para el optimismo.

«El progreso demostrado en la investigación sugiere que el creciente esfuerzo para abordar el desgaste de los médicos va por buen camino. Sin embargo, se necesita más trabajo para lograr un cambio significativo», señaló McAneny. «Para hacer frente a la crisis es necesario que el sistema de salud siga invirtiendo en una estrategia integral que se centre en las barreras que impiden proporcionar de manera eficiente a los pacientes una atención de alta calidad como principal factor de agotamiento de los médicos».