NOTICIAS DIARIAS

Molécula LIPCAR: nuevo biomarcador de insuficiencia cardiaca

La molécula LIPCAR puede predecir la evolución de la insuficiencia cardiaca.
Equipo del Cima Universidad de Navarra que ha liderado el proyecto.
Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaCardiología. Cirugía Cardiovascular

Los niveles de la molécula LIPCAR en sangre pueden predecir la evolución de la insuficiencia cardiaca. Así lo demuestra un estudio de investigadores del Cima Universidad de Navarra, miembros del Centro de Investigación en Red Cardiovascular (CIBERCV). Han colaborado científicos de varios centros europeos. Los resultados se han publicado en la revista Hypertension.

Según ha informado la Universidad de Navarra, la insuficiencia cardiaca es la quinta causa de muerte y hospitalización en Occidente. A medida que progresa, aumenta el riesgo de hospitalizaciones urgentes y empeora la calidad de vida. En un intento de encontrar un método de detección precoz, los científicos han identificado la molécula LIPCAR como biomarcador pronóstico.

“En este trabajo multicéntrico hemos identificado el valor de LIPCAR como biomarcador del riesgo de hospitalización y muerte cardiovascular en pacientes con insuficiencia cardiaca”, explica Javier Díez, responsable de grupo del CIBERCV en el Cima.

La citada molécula LIPCAR es un tipo de ARN no codificante. Forma parte de una familia de moléculas consideradas buenos marcadores por su estabilidad y especificidad. El estudio incluyó a 234 pacientes con insuficiencia cardiaca. Algunos tenían enfermedad renal crónica, una de las causas de dicha patología cardiaca. Se llevó a cabo un seguimiento medio de cerca de 5 años.

La molécula LIPCAR como biomarcador

Tal y como explica Díez, el estudio confirma que los niveles en sangre de la molécula LIPCAR están aumentados en personas con insuficiencia cardiaca. “Este incremento se asocia con una mayor tasa de hospitalización y de muerte cardiovascular en pacientes sin enfermedad renal”, asegura el investigador. Estos resultados demuestran que la molécula es un biomarcador no invasivo útil para hacer seguimiento a estos pacientes. También abre la puerta a nuevos tratamientos.

Díez ha sido el encargado de dirigir la investigación. Es director del Programa de Enfermedades Cardiovasculares del Cima y codirector del Servicio de Nefrología de la Clínica Universidad de Navarra. Han colaborado la Universidad de Hannover (Alemania), la Universidad de Lille (Francia) y el Imperial College London (Reino Unido) en el marco del proyecto europeo ERA-CVD.