NOTICIAS DIARIAS

Momia de Guano: eslabón perdido de la poliartritis reumatoide

La momia de Guano se encontró en 1949. USFQ.
Latinoamérica

La momia de Guano podría ayudar a entender la expansión de la poliartritis reumatoide en Europa. Así lo sugiere el primer estudio preliminar que ha hecho el francés Philippe Charlier, un experto en analizar momias y restos humanos antiguos. De hecho, el científico ha participado en el estudio de los restos de Adolf Hitler y Juana de Arco, por ejemplo. También ha intervenido en la reconstitución del rostro de Maximilien Robespierre.

Según declaró a la agencia EFE, la poliartritis reumatoide es una patología originaria de América Latina. En la época de la conquista europea, había muchísimos casos. Sin embargo, la enfermedad era poco frecuente en Asia y Europa. La momia de Guano podría ser el caso más antiguo de poliartritis reumatoide y el “eslabón perdido” que permita conocer la historia de la enfermedad.

“Vamos a buscar la confirmación de la enfermedad y estudios genéticos para conocer la región de origen del hombre, por qué desarrolló la enfermedad y qué otras enfermedades tuvo que pudieron favorecer el desarrollo de la poliartritis reumatoide”, explicó Charlier.

La hipótesis es que los restos de la momia de Guano pertenecen al franciscano español Fray Lázaro de Santofimia. Se van a hacer pruebas de imagen y análisis genéticos y toxicológicos que permitirán saber más sobre la momia y la época en la que vivió. El monje vivió en el antiguo convento de la Asunción, en la provincia andina de Chimborazo, en Ecuador, entre los siglos XV y XVII.

Tomografías de la momia de Guano

El pasado enero, la momia fue trasladada a la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) para someterla a tomografías. Con el escáner se descubrió que conserva varios órganos. En concreto, el cerebro (seco sobre un costado), el corazón, parte del pulmón, los riñones, la próstata. La momia está extendida en cúbito dorsal, con la cabeza un poco inclinada hacia delante. Tiene los brazos cruzados y conserva piel momificada.

El primer análisis visual permitió al experto francés detectar deformaciones en manos y pies típicas de la poliartritis reumatoide. Además, presenta una fístula de unos 6 cm en el mentón. Según el científico, corresponde a la salida de pus de un absceso voluminoso a nivel de la mandíbula. Esto, dice, prueba que la causa de la muerte fue un problema dental.

“Es como si ha salido del siglo XV o XVII para dejarnos un mensaje: aquí está mi historia, mi vida”, apunta el francés sobre la momia de Guano. Esta fue encontrada en 1949, mientras se removían escombros de un terremoto. Junto a ella apareció una rata momificada de manera natural. También se estudiará al animal para determinar qué patologías pudo transportar, con ayuda de las pulgas.