NOTICIAS DIARIAS

Las mordeduras de serpiente causan muertes y discapacidad

Serpiente de cascabel.
La serpiente de cascabel es una de las venenosas.
Última hora

Las mordeduras de serpiente matan a entre 81 000 y 138 000 personas al año y provocan discapacidad en 400 000. Así lo estima la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pretende reducir el número de víctimas en 2030. Para ello, ha diseñado una estrategia centrada en el acceso a los tratamientos. Se presentará con detalle en la próxima Asamblea Mundial de la Salud, que se celebrará en Ginebra la semana que viene.

Según informa la agencia EFE, cada año se producen 5,4 millones de mordeduras de serpiente. De ellas, 2,7 millones derivan en envenenamiento. Sobre todo, estos casos se dan en África, América Latina y Asia. De hecho, en Asia hasta 2 millones de personas resultan envenenadas por serpientes al año. En el caso de África, las intoxicaciones oscilan entre las 435 000 y las 580 000 al año.

Qué suponen las mordeduras de serpiente

En el mundo hay 5800 millones de personas en riesgo de toparse con una serpiente venenosa. Puede ocurrir mientras se trabaja en el campo, en busca de agua o de camino a la escuela. De hecho, los niños son especialmente vulnerables a estas intoxicaciones. Debido a su reducida masa corporal, en ellos los efectos del veneno son más rápidos y severos. Las mordeduras de serpiente venenosa pueden provocar:

  1. Parálisis severa del sistema respiratorio.
  2. Trastornos de sangrado.
  3. Insuficiencia renal irreversible.
  4. Destrucción local de tejidos.

Algunos de estos pueden dar lugar a hemorragias mortales o amputaciones. No obstante, en la mayoría de los casos los efectos graves y las muertes pueden evitarse con antídotos de alta calidad. De hecho, estos constituyen el único tratamiento eficaz para controlar o revertir la mayor parte de los efectos del veneno. La estrategia quiere garantizar el acceso a este tratamiento, en particular, de las comunidades más afectadas.