NOTICIAS DIARIAS

Muere un hombre por fiebre Crimea-Congo en Ávila

Última hora

La fiebre Crimea-Congo ha causado la muerte de un hombre de 74 años de Ávila al que una garrapata picó el pasado 24 de julio, mientras cazaba en Helechosa de los Montes (Badajoz). Alrededor de 100 personas que tuvieron contacto con el fallecido están siendo sometidos a un seguimiento para detectar posibles contagios de esta enfermedad, que ha acabado con la vida de 2 personas en España en los últimos 2 años.

Según ha informado la agencia EFE, a finales de 2016 otro abulense falleció por fiebre Crimea-Congo en Madrid después de que le picara una garrapata en su localidad natal, San Juan del Molinillo. Una de las profesionales sanitarias que lo atendió resultó contagiada, aunque consiguió superar la enfermedad, como recordó en rueda de prensa la jefa del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Sonia Tamames.

En este caso, el hombre sufrió la picadura el pasado 24 de julio, pero no fue hasta una semana más tarde cuando empezaron a aparecer los síntomas. Ante la sospecha de que se tratara de una infección transmitida por garrapatas, se pusieron en marcha los protocolos de actuación y coordinación entre las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y de las comunidades de Castilla y León y Extremadura.

Estos prevén que se remitan muestras de sangre del afectado al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, que confirmó el pasado jueves la infección por el virus Crimea-Congo del varón, que falleció poco después en el Complejo Asistencial de Ávila. Como parte del protocolo, se ha puesto en marcha el seguimiento a las personas que estuvieron en contacto con el paciente.

Estas personas se han dividido en 2 grupos: uno de riesgo alto y otro de riesgo bajo. El primero tiene que tomarse la temperatura 2 veces al día y es llamado de manera periódica para informar de los registros y posibles síntomas. El segundo ha recibido indicaciones para controlar posibles síntomas, como fiebre, diarrea, vómitos o algún otro de tipo gastrointestinal.

Asimismo, las autoridades sanitarias extremeñas, a través de la Dirección General de Salud Pública y de la Dirección de Salud del Área de Don Benito-Villanueva de la Serena, han tomado medidas para informar a la población y a sus profesionales sanitarios para evitar en lo posible nuevas infecciones. La Junta de Castilla y León trabaja además para fomentar medidas preventivas que eviten picaduras de garrapata, como usar ropa larga y repelentes de insectos.

Si se agarra una garrapata, se recomienda que sea un profesional sanitario quien la retire, explicó la jefa del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad.

La fiebre Crimea-Congo está causada por un virus transmitido por la picadura de una garrapata que esté infectada; también se puede contraer por contacto con la sangre o tejidos de otros animales o personas infectadas. Las garrapatas del género Hyalomma son las más eficientes a la hora de transmitir el virus, de acuerdo con el protocolo de vigilancia de esta patología, actualizado en mayo del pasado año.