NOTICIAS DIARIAS

Muerte súbita y cómo prevenirla

Cardiología. Cirugía CardiovascularMedicina de Urgencias

“El fútbol es el deporte rey en nuestro entorno, no solo por el número de practicantes, sino también por el de espectadores que acuden a los estadios. Por ello, nos hemos inclinado a iniciar esta formación en este deporte, para actuar primero en donde se pueden salvar más vidas”, explica en un comunicado Javier Orgaz, médico de Urgencias de San Juan de Dios. Su departamento ha impulsado la formación, apoyada por el Instituto Municipal de Deportes.

De acuerdo con la Revista Española de Cardiología, la patología cardiovascular es la causa más común de muerte súbita.

“Entre el 74 y el 94% de las muertes no traumáticas ocurridas durante la práctica deportiva se deben a causas cardiovasculares, por lo que una formación adecuada y una intervención rápida en este tipo de episodios puede salvar vidas”, apunta el médico sobre una realidad que puede afectar más a los mayores de 35.

De hecho, en los menores de 35 años el riesgo de la muerte súbita durante la actividad deportiva es pequeño y se estima una incidencia de uno por cada 200.000 habitantes al año, mientras que en los mayores esa estimación sube a uno de cada 18.000 habitantes al año.

“En los deportistas jóvenes las causas son generalmente congénitas y casi nunca de origen isquémico. Sin embargo, en mayores de 35 años, la cardiopatía isquémica es la primera causa de fallecimiento”, comenta la cardióloga Esther Recalde, que recomienda a las personas que hagan deporte o se quieran iniciar en él que se realicen un examen previo.

En ese sentido, la especialista de San Juan de Dios recuerda que hay disciplinas, como el maratón o el triatlón, en las que es necesario contar con un certificado de aptitud deportiva para poder participar en las pruebas, como elemento de seguridad.

Formación

El curso impartido a los entrenadores de fútbol ha incluido una parte teórica sobre la anatomía del corazón, su fisiología y funcionamiento, las alteraciones que puede presentar y el reconocimiento de una posible parada cardiaca. Después, se han enseñado la forma correcta de realizar maniobras de resucitación cardiopulmonar.

Asimismo, se han abordado los atragantamientos, profundizando en la anatomía de las vías respiratorias, los mecanismos más frecuentes de atragantamiento, los síntomas, la realización de la maniobra de desobstrucción, la actuación en casos especiales, etc. Finalmente, se han presentado los desfibriladores semiautomáticos, como elementos tecnológicos que ayudan a salvar vidas.