NOTICIAS DIARIAS

Mutaciones en el ADN preocupan a la agencia espacial china

Las mutaciones en el ADN centrarán los estudios de la agencia espacial china.
La agencia espacial china prioriza los estudios sobre mutaciones en el ADN.
Medicina Aeroespacial

Las mutaciones en el ADN de los astronautas es una de las preocupaciones de la agencia espacial china. Según recoge Nature, la agencia china ha seleccionado 9 experimentos científicos para su primera misión que está previsto que se complete en 2022. Las mutaciones en el ADN es uno de los aspectos que se abordarán en estos proyectos. Los 9 experimentos seleccionados involucran a científicos de 17 naciones. El proceso ha estado liderado por la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre.

Tal y como explica Nature, el laboratorio espacial Tiangong-2 también alberga experimentos, pero la nueva estación espacial será más grande. Los experimentos científicos cubren temas similares a los que se han realizado en la EEI (Estación Espacial Internacional), indica Nature. Los proyectos corresponden a científicos que trabajan en países con presencia en la industria aeroespacial como Rusia, Japón y la India.

Microgravedad y radiación

Los experimentos de la agencia espacial china se dirigirán a las mutaciones en el ADN. Además, se pondrá en marcha un observatorio indio-ruso que mapeará nubes de polvo. La microgravedad y la radiación en el Espacio serán estudiadas por instituciones europeas, señala Nature. Los países de medios y bajos ingresos también participarán en estos proyectos. Así lo ha destacado Wang Qun, embajador de China ante las Naciones Unidas. “La cooperación tiene en cuenta las necesidades de estos países, que fueron alentados a presentar solicitudes de proyectos conjuntos”, ha detallado.

Asimismo, se pondrá en marcha una investigación sobre la polarización de ráfagas energéticas de rayos γ de fenómenos cósmicos distantes. La principal novedad es que ninguno de los experimentos está auspiciado por Estados Unidos. Esto se debe a que, en 2011, el Gobierno americano prohibió a los investigadores de la NASA colaborar con China sin la aprobación del Congreso.

Por otro lado, Estados Unidos plantea recortar la financiación para la EEI a partir de 2024. Los esfuerzos se concentrarán, concluye Nature, en la construcción de un puesto avanzado en la órbita de la luna desde 2022.