NOTICIAS DIARIAS

Myo-Spain: investigación sobre miopatías inflamatorias

Myo-Spain es un proyecto para investigar sobre miopatías inflamatorias.
Tatiana Cobo y Laura Nuño, coinvestigadoras principales del proyecto, junto a Federico Díaz, director de la Unidad de Investigación de la SER.
Reumatología

Myo-Spain es un proyecto que pretende estudiar las miopatías inflamatorias, un grupo de enfermedades raras que causan inflamación generalizada. La debilidad de distinto grado en las extremidades suele ser el síntoma más frecuente. Un síntoma que puede limitar la actividad diaria de las personas afectadas. El proyecto está impulsado por la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Según ha informado la sociedad, las miopatías inflamatorias provocan en concreto inflamación no supurativa del músculo estriado. Pueden afectar al corazón, el pulmón, la piel o las articulaciones, de acuerdo con Laura Nuño, coinvestigadora principal de Myo-Spain. “En un porcentaje significativo de los casos, se origina un daño irreversible que desencadena una importante discapacidad”, añade.

“Se pretende establecer un grupo amplio y coordinado de investigadores interesados en estudiar las miopatías, y que sirva en el futuro de ampliación para otros estudios”, explica Tatiana Cobo, coinvestigadora del proyecto.

De acuerdo con la reumatóloga del Hospital Universitario Infanta Sofía, la idea es que Myo-Spain ayude a determinar qué factores influyen en la evolución de las miopatías inflamatorias. Asimismo, permitirá analizar la calidad de vida y el grado de discapacidad de los pacientes. Igualmente, se estudiarán la actividad de la enfermedad y el daño residual o las posibles secuelas. “En definitiva, se trata de conocer mejor las miopatías desde las fases iniciales de la enfermedad hasta las más evolucionadas”, subraya la especialista.

Dificultades de Myo-Spain

Para Nuño, reumatóloga del Hospital Universitario La Paz, es importante recordar que Myo-Spain se centra en enfermedades raras. Esto supone una dificultad extra. Al tratarse de una entidad rara, es complicado conseguir un número suficiente de pacientes a partir de pocos centros que permita estudiar la enfermedad con datos de calidad. “Es primordial la participación de bastantes centros a nivel nacional”, señala la especialista.

Por otro lado, la investigación se enfrenta a dificultades para obtener fondos. “Ser una enfermedad muy poco frecuente y no disponer de un fármaco principal para su tratamiento, dificulta de forma importante conseguir financiación para el estudio”, añade Cobo. Tanto esta última como Nuño son investigadores principales del proyecto, que coordina Carlos Sánchez Piedra.