NOTICIAS DIARIAS

Niños obesos sufren alteraciones biomecánicas como adultos

Los menores con obesidad puede sufrir alteraciones biomecánicas similares a las de los adultos
Hasta un 40% de menores obesos tienen mayor riesgo de sufrir dolores en la espalda o rodillas.
Endocrinología y NutriciónPediatría. Cirugía PediátricaTraumatología y Cirugía Ortopédica

La Universidad de Granada ha demostrado, a través de un estudio, que los niños obesos padecen alteraciones biomecánicas similares a las de los adultos, según la agencia EFE. Este hecho determina la forma de moverse de los menores, siendo similar a la de las personas con dolor crónico de espalda o artritis de rodilla en fase avanzada.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han realizado una revisión sistemática de toda la producción científica publicada sobre las alteraciones biomecánicas. Estos artículos han permitido concluir los problemas que experimentan los menores con sobrepeso y obesidad al caminar. Gracias a esta investigación los profesionales pretenden establecer una explicación sobre las alteraciones biomecánicas.

Este hecho provoca que hasta un 40% de menores obesos tienen mayor riesgo de sufrir dolores en la espalda o rodillas. Además, también permitirá explicar por qué caminar supone un esfuerzo extra en los niños y adolescentes. Las características más significativas son la anchura del paso, así como los apoyos más prolongados.

Los niños y adolescentes con obesidad mostraron mayor absorción y generación de fuerza en caderas, tobillos y rodillas, esto se debe al tener que desplazar más kilos. Además, también presentan, aproximadamente, el doble de carga en las articulaciones femoroacetabular y femorotibial.

Conclusiones

Los investigadores del estudio han concluido que las alteraciones biomecánicas descritas podrían conllevar serias consecuencias a corto y a largo plazo. Estos problemas afectan al sistema muscular y esquelético, principalmente en la zona lumbar, caderas y rodillas.

A través de estos resultados, han demostrado que caminar podría suponer una actividad de riesgo para los menores. Sin embargo, los investigadores insisten en que es fundamental que continúen realizando actividad física y sigan moviéndose todo lo que puedan. Además, la investigación tiene como objetivo poner de manifiesto la importancia de prevenir la obesidad desde las primeras etapas de la vida. Esta enfermedad tiene serios efectos sobre el organismo que pueden mantenerse hasta la edad adulta.