“La bolsa de nuevos egresados se incrementa cada año”, señala el CEEM. Actualmente, hay 41 facultades de Medicina en España, 13 más que en 2008, en las que cada año ingresan unos 7.200 estudiantes mientras que en la convocatoria 2016-2017 se solicitaron un total de 6.328 plazas MIR. El problema de esta diferencia, según denuncian las organizaciones, es que “cuantos más alumnos ingresan en las facultades más se quedan a las puertas de formarse en una especialidad”.

Las organizaciones aseguran que el sistema actual no garantiza la continuidad formativa que por otro lado se exige a los médicos para poder especializarse. “Debe garantizarse la especialización, es una tomadura de pelo y las plazas tanto las MIR como las de las facultades deberían ajustarse a las necesidades del sistema”, señalan.

Ambas instituciones han mostrado su preocupación por las próximas aperturas de facultades de Medicina en las universidades de Vic (Barcelona) y Deusto (Vizcaya) y la representante de estudiantes ha criticado que la proliferación de facultades se ha pervertido por la creencia errónea de que faltan médicos especialistas en España cuando “en realidad solo están mal distribuidos”.