La noche del 31 de octubre, niños de todo el mundo tratarán de asustar a los demás con su máscaras, disfraces y caretas, sin embargo, el susto puede volver en su contra. La presencia de irregularidades en este tipo de artículos dirigidos a la población infantil puede llegar a ocasionar desde cortes y reacciones alérgicas hasta dificultades de ventilación e, incluso, asfixia. Para evitarlo, la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud de Andalucía ha iniciado una campaña de control del etiquetado Además, ha ofrecido a padres y tutores una serie de consejos para celebrar Halloween de forma segura:

  1. Buscar el marcado CE en el producto.
  2. Comprar solo en direcciones web “https”.
  3. Asegurar los orificios de ventilación en las máscaras.
  4. Evitar productos cuyo etiquetado esté en otro idioma.
  5. Comprobar que el producto se adecúa a la edad del niño.
  6. Leer siempre las instrucciones de uso y avisos de seguridad.
  7. Pedir y conservar siempre el justificante o factura de compra.
  8. Revisar los componentes y la fecha de caducidad de maquillajes y heridas faltas.
  9. Identificar a la empresa online de venta y leer los términos y condiciones de la adquisición.
  10. Deshacerse de los plásticos y envoltorios de los productos en prevención de cortes y atragantamientos.

“Los productos destinados a ser utilizados por personas menores de 14 años y que se comercialicen en la Unión Europea deben llevar el denominado marcado CE, ya que tienen la consideración de juguetes”, explica la consejería en una nota de prensa. La marca garantiza que el producto cumple la normativa establecida por la Unión Europea y que ha pasado todas las pruebas técnicas necesarias para su seguridad. Realizar las compras de Halloween en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo garantiza la resolución rápida y gratuita de cualquier problema.

Si la compra de los accesorios de Halloween se realiza a través de internet, el adulto debe comprobar que se encuentra en una dirección segura “https” (no http). En su defecto puede localizar en la pantalla el emoticono de una llave o un candado.  Además, los compradores online están protegidos por el llamado derecho de desistimiento. “Esta norma permite, con carácter general, cancelar el contrato durante un plazo mínimo de 14 días naturales desde la fecha de recepción del producto, sin tener que alegar motivo alguno”, explica la consejería.

En cualquier caso, conservar el justificante de compra facilitará cualquier queja, reclamación o devolución. “Ante cualquier duda se puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento”, ofrecen. También están disponibles los Servicios Provinciales de Consumo, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor y la Red de Alerta de Productos de Consumo, un sistema europeo de intercambio rápido de información cuyo objetivo es detectar artículos inseguros para impedir su comercialización.

9.000 controles desde Halloween a Carnavales.

Halloween protagoniza la segunda fase de una campaña de prevención que dio comienzo durante los pasados Carnavales. Durante esa celebración se produjeron 87 actuaciones inspectoras de etiquetado, se visitaron 57 establecimientos y se detectaron 31 irregularidades. A lo largo del año se realizarán en total 145 controles del etiquetado prestando especial atención a las tiendas tipo bazar y a los productos muy rebajados.

El personal inspector de los Servicios Provinciales de Consumo de la Junta de Andalucía recogerá 50 muestras para su envío a laboratorio. La acción se desarrolla en el marco del Plan de Inspección de Consumo 2018, que comprende un total de 25 campañas, supondrá más de 9.000 controles y y recogerá cerca de 300 muestras.