Aumentar la actividad física y mejorar la alimentación es la base fundamental para reducir las tasas de obesidad. Es a la conclusión a la que llegaron los expertos que asistieron ayer a la jornada Ciencia, actividad física y deporte para prevenir la obesidad, organizada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y el Consejo Superior de Deportes (CSD).

"La actividad física es algo más que el deporte y es algo que debemos incrementar en toda la sociedad", apuntó el presidente de la Fundación SEEDO, Felipe F. Casanueva, durante la inauguración de la jornada, celebrada en el Auditorio de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid en el marco de un convenio firmado en diciembre entre la citada sociedad y el CSD.

Según explicó Casanueva, "ante las cifras alarmantes de obesidad", la SEEDO decidió llevar a cabo un programa de actividades tendentes a combatir la obesidad. Este finalmente se convirtió en un "programa de Estado" en el que participan varios ministerios y que cuenta con una partida de los presupuestos estatales para abordar la problemática de manera transversal. En ese contexto se firmó el convenio con el CSD que ha dado lugar a la jornada.

Coste económico y social

"Solamente una alianza de toda la sociedad logrará acabar con este problema", añadió el presidente de la fundación, quien recordó que la obesidad da lugar a costes económicos y, sobre todo, sociales. "Es una enfermedad poliédrica, por lo que es necesario un abordaje multidisciplinar", señaló, por su parte, el presidente de SEEDO, el endocrinólogo Francisco J. Tinahones.

De acuerdo con el experto, es "vital transmitir la necesidad de realizar actividad física" a una sociedad que "no tiene conciencia de que tiene un problema". "El deporte en sí, al margen de que consiga prevenir la obesidad, hace que la situación de esa persona sea más saludable", apuntó el representante de la sociedad, de la que forman parte distintos profesionales, entre los que se encuentran los médicos deportivos.

"La Medicina Deportiva no es más que Medicina en general, aplicada a un marco que puede ser el deporte; pero el deporte, ¿qué es, el deportista que gana medallas o el señor o la señora mayores que salen de la mano a caminar una hora y media todos los días, por ejemplo? Para mí, la actividad física y el deporte, cubre una y cubre la otra", declaró a MedLab.email el exjugador de baloncesto Juan Antonio Corbalán, cardiólogo especializado en Fisiología del Ejercicio.

"La obesidad es una auténtica pandemia", afirmó el médico, según el cual esta patología "tiene influencia negativa a largo plazo sobre un montón de órganos y sistemas que van a hacer que nuestra capacidad funcional, nuestra independencia desde el punto de vista sanitario, vaya decreciendo". Para atajar el problema, aseguró, hay que cambiar hábitos como el sedentarismo y la ingesta excesiva de alimentos. "Esto afecta a múltiples organismos implicados en que tengamos una sociedad que coma mejor y que pueda hacer más ejercicio", subrayó el exdeportista.