El virus inteligente diseñado por el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas ataca a los tumores cerebrales más comunes, según informa la propia institución. Se trata de un virus del resfriado ordinario modificado por los investigadores que permitió que el 20% de los pacientes con glioblastoma recurrente de un grupo experimental alargaran su vida 3 años más.

La universidad indica que el ensayo clínico se encuentra en fase 1. El virus inteligente, llamado Delta-24-RGD o DNX-2401, fue inyectado en los tumores de 25 pacientes cuyo glioblastoma había reaparecido después de la cirugía y otros tratamientos.

El grupo de pacientes tenía un media de supervivencia de 6 meses. "De ese grupo, 5 sujetos sobrevivieron más allá de los 6 meses y 3 tuvieron respuestas completas duraderas, lo cual es impresionante para un ensayo clínico de fase 1 en glioblastoma", subraya Frederick Lang, autor principal del estudio. "Los ensayos de fase 1 no suelen tener pacientes que mejoren tanto, por lo que nuestro resultado es inusual.

El virus inteligente mostró una toxicidad mínima, ya que solo 2 pacientes experimentaron efectos secundarios de bajo grado. 18 pacientes (72%) tuvieron alguna reducción tumoral. La media de supervivencia global fue de 9,5 meses. Los investigadores confirman que el mecanismo de eliminación de los tumores es una reacción inmune, aunque aún no saben a qué se debe.

“Creemos que el ataque viral desencadena una repuesta inmunológica del organismo, pero aún debemos investigarlo”, explican los expertos. Los médicos han obtenido imágenes de pacientes tratados con el virus inteligente y varios análisis de tumores extirpados de otros 12 pacientes para analizar la respuesta inmune.