El 37% de los pacientes con rinitis alérgica podría sufrir asma en el futuro. Así se ha resaltado en las V Jornadas ACINAR bajo el lema “El arte de respirar”, celebradas en Santander los días 16 y 17 de febrero. Asimismo, durante el encuentro, los expertos han informado sobre el solapamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con el asma, el cual padecen hasta un 18% de los pacientes con EPOC.

Ana Viejo, especialista en Medicina Familiar, ha explicado cómo ciertos aspectos relacionados con el asma, como el tabaquismo o el infradiagnóstico, afectan a un 20% de los pacientes. Así, la falta de diagnóstico del asma se confunde, sobre todo, con otros procesos como los resfriados de repetición.  El tabaquismo, por otra parte, afecta al 20-25% de la población con asma e influye en los pacientes con rinitis alérgica.

“Los efectos del tabaquismo sobre los pacientes con asma son perjudiciales, ya que la eficacia del tratamiento habitual en el asmático fumador es inferior a la del no fumador, además de que la combinación de tabaquismo y asma puede llegar a ocasionar un asma más grave, con mayor incidencia de obstrucción crónica del flujo aéreo”, ha indicado Vicente Plaza, neumólogo del Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Los pacientes con rinitis alérgica y los asmáticos deben tener tratamientos ajustados a los niveles de gravedad de la enfermedad para prevenir las exacerbaciones. Sin embargo, el problema es el "abuso de la medicación de rescate, uno de los principales enemigos para el cumplimiento del tratamiento de fondo”, ha subrayado Miguel Román, médico de familia del Centro de Salud Son Pisà de Palma de Mallorca.

En las embarazadas, el tabaquismo tiene efectos muy perjudiciales para el feto, así como un aumento de las probabilidades de que este fume en el futuro. “Es conveniente recalcar que el tratamiento para el asma ha demostrado seguridad en el embarazo, a pesar de algunas creencias que consideran lo contrario, mientras que lo que realmente es negativo para el crecimiento del feto son las posibles consecuencias de un asma mal controlado en una paciente embarazada”, ha matizado Román durante las jornadas.