En este proyecto, que han participado científicos del CSIC (Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas), se llega a la conclusión de que la desregulación de la expresión de una molécula, llamada miR-148a, permitiría el desarrollo de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple, la diabetes o el lupus.

Jesús Salvador, investigador del CSIC (en el Centro Nacional de Biotecnología), declaró que ciertos estudios habían dejado constancia de un incremento relevante de la expresión de miR-148a en linfocitos B de pacientes con lupus, pero no había quedado clara una relación causa-efecto entre el aumento de la expresión y la patología. Es la primera vez que un estudio describe cómo una molécula controla los procesos de eliminación de linfocitos B autorreactivos.