El servicio de Reumatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío, integrado en la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Ortopédica y Traumatología, ha presentado 9 investigaciones en el Congreso Europeo de Reumatología celebrado recientemente en Ámsterdam. Entre ellas, ha destacado la comunicación oral Análisis de subpoblaciones linfocitarias tipo B en familiares de primer grado de pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico, realizada en colaboración con el Hospital Virgen de Valme.

La respuesta inmune exagerada que se da en pacientes de lupus “está causada por autoanticuerpos que se producen por la selección de clones de células B autorreactivas, debido a la pérdida de los mecanismos de tolerancia y apoptosis; lo que favorece la activación celular y su supervivencia”, explican los autores en una nota.

“En lupus se han detectado algunas alteraciones a nivel de las diferentes subpoblaciones de linfocitos B, como son la elevación de niveles de plasmablastos, células transicionales, etc.”, añaden. El lupus suele manifestarse en casos esporádicos pero en la que también existe cierta agregación familiar entre parientes de primer grado. En este estudio, los investigadores han evaluado si existen diferencias en la expresión de los niveles de subpoblaciones de linfocitos B en familiares de primer grado respecto a los pacientes de lupus y población sana.

Por otro lado, el equipo de reumatólogos ha tratado de comprobar si existe relación entre los niveles de subpoblaciones linfocitarias y el grado de parentesco. “Indagar en los familiares de primer grado puede resultar en una nueva vía para encontrar patrones citométricos diferenciadores o no diferenciadores, que ayuden a determinar qué subpoblaciones linfocitarias están implicadas en el desarrollo del lupus”, defienden. Esto, aseguran, abriría la puerta a utilizar estos parámetros en la práctica clínica habitual para la detección precoz de personas susceptibles a desarrollar lupus