La farmaceútica MSD ha hecho público que Keytruda® combinado con carboplatino-paclitaxel o nab-paclitaxel ha cumplido con el objetivo de supervivencia global (SG) y supervivencia libre de progresión (SLP) en el tratamiento de primera línea para el CPNMe (cáncer de pulmón no microcítico escamoso metastásico)

El ensayo fase 3 KEYNOTE-407, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, es el que investiga en 560 pacientes con CPNM escamoso metastásico sin tratar si Keytruda® (pembrolizumab) es apto o no para este tipo de cáncer comparado con carboplatino-paclitaxel o nab-paclitaxel. El grupo de pacientes escogido no debería haber sido tratado antes para enfermedad avanzada, según informa MSD en una nota de prensa.

El ensayo sobre Keytruda® estaba centrado en 2 objetivos principales y otros 2 secundarios. Los primeros incluían la SG y la SLP, y los segundos se centraban en las TRO (tasas de respuestas objetivas), controladas en una cohorte de 200 pacientes, y la DrR (duración de la respuesta). Según se desprende de un análisis del Comité de Monitorización de Datos (CMD), un tratamiento con pembrolizumab más quimioterapia llevó a una SLP y una SG más larga que la quimioterapia. Esta combinación de pembrolizumab tuvo un perfil de seguridad coherente con lo observado en el cáncer de pulmón.  Los datos, según señala MSD, han sido presentados en la Reunión ASCO 2018.

“Como tratamiento de primera línea, pembrolizumab en combinación con quimioterapia estándar, ha mostrado un mayor beneficio en supervivencia en comparación con la quimioterapia, en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico metastásico con histología escamosa”, declaró el doctor y presidente de MSD Research Laboratories, Roger M. Perlmutter.

Perlmutter dijo que estuvo deseando que se presentaran los resultados de supervivencia global y libre de progresión del ensayo en la reunión de ASCO 2018, y agradeció a los investigadores y pacientes sus contribuciones al estudio. Keytruda® hace que aumente la capacidad del sistema inmunitario para combatir las células tumorales. El pembrolizumab bloquea la interacción clínica entre PD-1 y sus ligandos, PD-L1 y PD-L2, y activa los linfocitos, lo que puede afectar a las células tumorales y a las células que están sanas.

Este medicamento está financiado por el sistema público de salud en melanoma avanzado en adultos y en CPNM metastásico también en adultos que expresen PD-L1 con una proporción de marcador tumoral ≥50% sin mutaciones tumorales positivas de ALK o EGFR. También está indicado en monoterapia en CPNM localmente avanzado o metastásico en adultos cuyos tumores expresen PD-L1 con una TPS ≥1% y que hayan recibido al menos un tratamiento de quimioterapia previo.