Los pacientes fueron analizados durante un año después de que se realizara un trasplante completo de células madre. A través de citometría de masas, los científicos estudiaron los diferentes tipos de células del sistema inmunológico y mediante el método ProSeek realizaron un análisis simultáneo de proteínas. Estos procedimientos se combinaron con técnicas modernas de aprendizaje automático de análisis de datos, lo que permitía integrar todos los resultados del sistema inmunológico en sangre.

“Anteriormente, las investigaciones se habían centrado en componentes individuales, pero el sistema inmunológico es increíblemente complejo y está involucrado en muchos tipos de células especializadas, por lo que creemos que lo importante es, precisamente, la interacción entre estas células”, señala Petter Brodin, investigador del estudio.

El estudio, publicado en Cell Reports, ha identificado patrones que pueden estar relacionados con complicaciones clínicas en los pacientes. La técnica también es aplicable a otras enfermedades que afectan al sistema inmunológico, tales como las autoinmunes, alergias e infecciones. Los investigadores esperan que se realicen más estudios sobre la dinámica y la regulación del sistema inmunológico para proporcionar nuevas pistas sobre inmunoterapias y tratamientos más individualizados.

“Este estudio es uno de los primeros ejemplos de cómo los análisis extensivos y el análisis avanzado de datos, un concepto que llamamos inmunología de precisión, pueden ayudarnos a entender la función y disfunción del sistema inmunológico y hacer que el resultado de otras terapias inmunológicas sea más predecible”, afirma Brodin.