Estas células se caracterizan por transformarse en todos los tipos de células sanguíneas, como glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. Este factor es importante porque hasta ahora se consideraba que únicamente las células maduras del sistema inmunitario reconocían y respondían directamente a los microorganismos y, ahora, se ha comprobado que también las células progenitoras tienen los receptores necesarios para detectarlos.

La investigación publicada analiza la interacción directa entre las células madre y progenitores hematopoyéticos con Candida albicans. El hongo, que habitualmente se encuentra en forma inocua en la cavidad oral, en la vagina y en el tracto gastrointestinal de personas sanas, es capaz de causar infecciones superficiales de piel y mucosas, así como graves infecciones internas en pacientes inmunodeprimidos o debilitados por diferentes causas

Según informa la agencia EFE, la investigación demuestra que este mecanismo de interacción entre células y microorganismos puede generar células funcionalmente mejor preparadas para hacer frente a cualquier infección. El nuevo mecanismo de interacción hospedador/patógeno y sus consecuencias en la modulación de la respuesta inmunitaria durante la infección, puede representar una nueva diana para la intervención frente a infecciones graves.

El grupo investigador pertenece al Departamento de Microbiología y Ecología, así como a la Estructura de Recerca Interdisciplinar en Biotecnología y Biomedicina de la Universidad de Valencia. Parte del trabajo experimental se ha desarrollado en las instalaciones del Servicio Central de Apoyo a la Investigación Experimental de la institución académica, en colaboración con investigadores Cedar Sinai Medical Center de Los Ángeles.