El estudio retrospectivo incluyó a 5.486 pacientes (2.297 hombres y 2.489 mujeres) que habían acudido al otorrinolaringólogo, entre enero de 2005 y diciembre de 2014. Todos los pacientes presentaban síntomas nasales y habían sido sometidos a un análisis de sangre de inmunoglobulina E. Del total, 4.085 (2.269 hombres y 1.816 mujeres) fueron diagnosticados de rinitis alérgica.

Los resultados obtenidos por los investigadores indican que el 84,4% de los pacientes con rinitis alérgica presentaban sensibilidad a los ácaros, el 23,4% a los alérgenos de mascotas, el 21,1% a las cucarachas, el 9,1% a los alérgenos del moho, el 7,7% al polen de los árboles y un 6% al polen de la hierba.

Los investigadores concluyen que el estudio demuestra que los ácaros son el aeroalérgeno más común en Guangzhou, y que la prevalencia y la tendencia de la sensibilidad a los aeroalérgenos disminuye con la edad. Por último, destacan que, durante la última década, la prevalencia de sensibilidad a los alérgenos de mascotas mostró una tendencia al alza, lo que sugiere una necesidad urgente para su prevención y tratamiento.