El veneno de avispa solo provoca reacciones alérgicas generalizadas en un 3% de la población, según han aclarado en un comunicado conjunto la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Sociedad Gallega de Alergia e Inmunología Clínica (SGAIC) tras el reciente fallecimiento de 3 personas por picaduras de avispa.

“Solo un 3% de los españoles sufre reacciones alérgicas generalizadas frente a venenos de avispas y abejas”, han insistido las sociedades, según las cuales el riesgo en Galicia “puede ser más elevado por su carácter rural, su relación y afición con la apicultura y, de forma alarmante en los últimos años, por la irrupción de la Vespa velutina”, conocida también como avispa asiática.

El veneno de esta avispa provoca cada año alrededor de 4-5 muertes por anafilaxia en España, de acuerdo con los datos de la SEIAC. “No es común que en una semana haya 3 muertes y en la misma zona”, ha reconocido en declaraciones a la agencia EFE la presidenta del Comité de Alergia a Himenópteros de la SEAIC, Teresa Alfaya.

De acuerdo con la especialista, las reacciones alérgicas al veneno de avispa “no dependen del insecto, sino del paciente”. Lo más habitual es que la reacción ante una picadura sea leve; hay riesgo de muerte cuando se da una reacción alérgica generalizada, cuyos síntomas “son muy claros”: lesiones en la piel, falta de respiración, ahogo, mareo, pérdida de conocimiento o diarrea.

En ese caso, es necesario actuar lo más rápido posible, ya que “cuanto más grave es una anafilaxia, más rápido es el desenlace”. Lo principal, según la experta, es tener precaución para evitar exponerse al veneno de avispa. “Ahora es el boom, cuando están saliendo de los nidos y en plena actividad y es, además, el periodo en el que la gente está más tiempo en el campo”, apunta Alfaya.

Las sociedades citadas recomiendan a las personas diagnosticados de alergia a veneno de avispa o abeja evitar “en la medida de los posible las actividades de riesgo al aire libre, trabajos en el campo, desbrozado de fincas, etc.”. Asimismo, animan a quienes hayan sufrido reacciones graves a acudir al alergólogo y recuerdan que la vacunación frente al veneno de himenópteros “es la forma de tratamiento con inmunoterapia más eficaz, efectiva en más de un 90 % de los casos”.