Este reconocimiento se da a los hospitales que cuentan con recursos humanos y materiales suficientes como para emprender actividades asistenciales, de investigación o docencia que tengan que ver con el tratamiento, prevención o diagnóstico del asma. En esta ocasión, la Unidad Multidisplinar de la Fundación Jiménez Díaz ha destacado por su relevancia en el abordaje de asma alérgica.

Nicolás González Mangado, jefe del servicio de neumología del hospital declaró que la asistencia sanitaria había mejorado gracias a la colaboración de varias especialidades, no solo de una, que es lo que otorga el valor a la unidad multidisciplinar. Con esta colaboración, se mejora, además, el conocimiento de todos los agentes implicados

González señaló que esta cooperación era importante en enfermedades más complicadas o en aquellas que requieren un control más exhaustivo, como el asma bronquial. En concreto, el servicio de neumología del hospital se mostró “ilusionado” por mantener este proyecto que comenzó hace más de 10 años.

La unidad especializada de Asma de Alta Complejidad de la Fundación Jiménez Díaz apuesta por una medicina multidisciplinar que sea capaz de abordar la enfermedad de una manera integral. La colaboración entre neumólogos, alergólogos, investigadores e inmunólogos facilita ofrecer un tratamiento más completo al paciente que incorpore las terapias biológicas, según dijo Victoria del Pozo, investigadora del grupo de alergia del hospital.

Esta acreditación ha sido recibida con gran satisfacción por el servicio de alergología para trabajar pensando en el paciente y en colaboración con los neumólogos e inmunólogos. Dentro de poco, informan desde el hospital, aparecerán nuevos retos terapéuticos en el asma y la acreditación recibida será de gran ayuda para ponerlas en marcha.