La sobreprescripción de antibióticos en EE. UU. continúa siendo un problema, a pesar de las campañas de salud pública puestas en marcha por la Administración, afirma la agencia Xinhua. Tal y como ha mostrado un estudio de la Universidad de Washington en St. Louis, la prescripción de estos fármacos sigue siendo elevada en consultorios y clínicas médicas en Estados Unidos.

Los investigadores han analizado los datos recogidos en el Express Scripts Holding Co., y ha detectado un aumento significativo en la indicación de estos medicamentos. Las cifras, explica la Xinhua, ponen de manifiesto que existe una sobreprescripción de antibióticos en EE. UU. Concretamente, entre 2013 y 2015, un total de 39 millones de personas surtieron 98 millones de recetas de antibióticos para pacientes externos.

Estos datos incluyen todos los antibióticos, siendo los más recetados la azitromicina, amoxilina, amoxilina/clavulanato, ciprofloxacina y cefalexina. Tal y como destaca el estudio de la Universidad de Washington, por cada 1.000 beneficiarios se extendieron 826 recetas de media. La sobreprescripción de antibióticos en EE. UU. se redujo en el 2014, pero experimentó un ligero aumento en 2015.

El estudio reveló que existen diferencias en la sobreprescripción de antibióticos en EE. UU. en función de la época del año. Así, comprobaron que en invierno se registraban entre 8.000 y 9.000 recetas, mientras que en verano la cifra se reducía a las 6.000. Los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) estiman que hasta un 30% de las recetas podrían ser innecesarias.

El autor principal del estudio, Michael Durkin, ha asegurado a Xinhua que la sobreprescripción de antibióticos en EE. UU. continúa siendo un problema y este se debe a que no se están cumpliendo las pautas para la indicación de estos fármacos. “Esto es preocupante porque el uso excesivo de antibióticos es costoso y contribuye al aumento en las superbacterias resistentes a medicamentos”.

Además de los problemas que puede suponer para la salud la sobreprescripción de antibióticos, se genera un alto coste sanitario. El estudio recogido por Xinhua afirma que el costo promedio de los antibióticos por beneficiario es de 23 dólares al año, lo que equivale a cerca de 1.000 millones de dólares anuales.