De acuerdo con los autores, para mejorar la eficacia de los controles antidopaje es importante avanzar en los métodos utilizados en el análisis de control de dopaje, que se intenta sean cada vez menos invasivos. En esa línea, el equipo alemán evaluó el potencial de la respiración exhalada como matriz de control de dopaje de una docena de sustancias prohibidas.

El dispositivo de recogida de respiración exhalada permitió retener y extraer todas las sustancias incluidas y el análisis posterior por LC-MS/MS permitió llegar a límites de detección entre 5 y 100 pg/filtro.

En concreto, el método de análisis de control de dopaje probado detectó estimulantes como la metilhexaneamina y pseudoefedrina, el esteroide anabolizante dehidroclorometiltestosterona, el modulador metabólico meldonium y el betabloqueante bisoprolol. Los buenos resultados obtenidos llevan a los investigadores a plantear el sistema como un posible complemento de los análisis de sustancias prohibidas en el deporte que se utilizan en la actualidad.