Tal como ha informado el propio CIC en una nota de prensa, este avance en el conocimiento molecular se ha llevado a cabo mediante la investigación del suero, cartílago, membrana sinovial y hueso de pacientes sanos y sujetos afectados de osteoartritis, artritis reumatoide.

A partir de estas muestras, “se han identificado y descrito diversos perfiles de proteínas mediante el uso de microarrays de alta densidad”, explica el director del estudio, Manuel Fuentes, en declaraciones recogidas por la agencia EFE.  

Según la nota, el descubrimiento permitirá, mediante un simple análisis serológico, contribuir a la mejor comprensión de la predisposición individual al desarrollo de la enfermedad, a la progresión de los síntomas y a la respuesta a diferentes tratamientos.