Luis A. Tortajada, investigador del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) de la UPV, ha explicado a la agencia EFE que han obtenido reactivos capaces de reconocer a nivel molecular inmunoglobulinas E específicas que podrán integrarse en un dispositivo de biosensado de altas prestaciones.

“La estrategia desarrollada se basa en una prueba in vitro a partir de una pequeña cantidad de sangre que consiste en detectar un biomarcador de las alergias a los medicamentos: las inmunoglobulinas E específicas”, ha explicado Tortajada.

Según ha detallado, estos "anticuerpos se sintetizan en el organismo del paciente para participar en el mecanismo de respuesta alérgica frente al fármaco. Sin embargo, generalmente no se conoce el epítopo ni la región del anticuerpo que reconoce al fármaco responsable de la reacción alérgica".

Centrado en los betalactámicos

"Los resultados están permitiendo obtener reactivos que son capaces de reconocer a nivel molecular estos biomarcadores, diferenciándolos de otras especies también presentes en la sangre", señala Tortajada. Cuando un paciente es alérgico a un determinado antibiótico, la inmunoglobulina E es capturada en el dispositivo para crear una señal óptica que permita su identificación.

El trabajo se ha enfocado en la obtención de estrategias de síntesis de los reactivos que permiten el reconocimiento de forma selectiva y efectiva, así como su integración en una plataforma de biosensado de altas prestaciones. El proyecto Cobiophad se centra en los antibióticos betalactámicos, que son los más dispensados en la Unión Europea y cuya alergia afecta a 2,5 millones de europeos y corresponde con el 47% de las anafilaxis causadas por fármacos, según estiman los expertos.

El nuevo sistema permitirá "mejorar la sensibilidad y especificidad del diagnóstico” y permitirá detecar la alergia “a varios fármacos simultáneamente, de forma sencilla, automatizada, rápida y barata. Dadas las altas prestaciones de la tecnología, el número de escenarios sanitarios que pueden beneficiarse es muy amplio”, ha concluido.