Según el trabajo, el diagnóstico diferencial de enfermedad proliferativa del epitelio mediante CNB es problemático, ya que es difícil diferenciar entre papiloma intraductal, hiperplasia ductal, carcinoma ductal in situ y carcinoma ductal invasivo. Ante esta circunstancia, los autores se preguntaron si los marcadores neuroendocrinos (NE) podían ser usados como marcadores de cáncer de mama.

Para llevar a cabo la investigación, examinaron 204 lesiones de mama extirpadas a través de CNB. Las muestras se clasificaron como casos sinaptofisina-negativo (56 benignos y 99 malignos), casos dudosos (2 benignos y 15 malignos) y casos sinaptofisina-positivo (1 benigno y 31 malignos).

La sensibilidad, la especificidad, el valor predictivo positivo y el valor predictivo negativo para malignidad de las lesiones clasificadas como sinaptofisina-positivo fueron de 23,3%, 98,2%, 96,9% y 36,1%, respectivamente. En los casos dudosos, los valores fueron de 11,6%, 96,6%, 88,2% y 36,1%. Con esos resultados, los investigadores concluyen que la sinaptofisina puede proporcionar un marcador de cáncer de mama diagnosticado por CNB.