El diagnóstico molecular permite obtener resultados sobre hepatitis B, C y VIH en apenas 2 horas y media. Así se ha puesto de manifiesto en el simposio El laboratorio del diagnóstico molecular del Siglo XXI: una realidad en continua evolución, organizado con el apoyo de Hologic en el marco del XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) que se acaba de celebrar en Bilbao.

Según ha informado la compañía, el diagnóstico molecular se realiza a través de plataformas que permiten detectar y cuantificar secuencias genéticas y que se están implantando en todas las áreas sanitarias, sobre todo para la detección y seguimiento de enfermedades infecciosas. Gracias a estas plataformas, es posible analizar distintos patógenos en una o varias muestras (hasta 560) en 12 horas.

Para el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Rafael Delgado, se trata de una “tecnología muy valiosa” que ha demostrado “tener una capacidad de procesar un número de muestras muy alto”; algo especialmente interesante en centros como el citado, que recibe cada año 300.000 muestras, de las cuales unas 20.000 son de hepatitis B y C y VIH.

Salud pública

Estas infecciones, se ha apuntado en la nota, suponen un “problema de salud pública relevante”, por la carga de enfermedad que implican y las complicaciones que pueden generar si no se detectan de forma precoz. De ahí que tenga importancia el diagnóstico molecular, cuyo desarrollo se está produciendo en un momento en el que en España están aumentando las infecciones de transmisión sexual.

La más frecuente es la causada por la Chlamydia trachomatis, de la que se comunicaron 4.783 infecciones en 2016. La gonorrea, provocada por la Neisseria gonorrhoeae y de la que se comunicaron 2.749 casos, es otra de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, junto con la hepatitis B y C, de las que se notificaron unos 1.400 nuevos casos. De VIH se diagnostican cada año 3.500 nuevos casos.

“Si contamos con una plataforma que permita realizar el 90% de las tareas que hacemos en un servicio de microbiología molecular, evidentemente podremos gestionar mejor los recursos que tenemos”, ha señalado el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, Federico García, para quien este tipo de tecnología “agiliza muchísimo el trabajo, ya que automatiza en buena medida el proceso”.

“Poco a poco han ido desplazando a técnicas más convencionales y, de hecho, el diagnóstico molecular es clave para cualquier servicio”, ha añadido Delgado, según el cual “la disponibilidad de estas técnicas ha permitido a laboratorios pequeños y con recursos limitados poder abordar aspectos diagnósticos que antes les eran impensables”, de manera que el diagnóstico molecular ha permitido “democratizar el diagnóstico en enfermedades infecciosas”.

Facilitar la detección

El diagnóstico molecular permite también “detectar patógenos que por técnicas convencionales no era posible, lo que está impactando en un mayor registro de número de casos”, de acuerdo con García, que pone como ejemplo la Chlamydia trachomatis y el Mycoplasma genitalium. Además, ha destacado, en varones es posible evitar pruebas incómodas como la toma uretral, ya que se puede hacer el análisis a partir de una muestra de orina.

“Queremos que nuestro trabajo tenga un impacto directo sobre el paciente y sobre las medidas de salud pública”, ha agregado el especialista, para el que las nuevas plataformas de diagnóstico molecular permitirán la consulta de acto único, es decir, que un paciente llegue por la mañana y al mediodía tenga los resultados. “Un tratamiento inmediato, preciso y dirigido”, ha concluido.