El trabajo tenía como objetivo evaluar la estabilidad de G6PD en manchas de sangre seca conservadas en diferentes ambientes de humedad y temperatura.

El test de competencia reveló que los materiales almacenados con desecante a 37 °C perdían un 10% de la actividad enzimática inicial en 3 días; si se conservaban con más de un 50% de humedad sin desecante, al cabo de un mes no se daban las condiciones para medir G6PD.

Por otro lado, las muestras de sangre seca retenían el 92% de la actividad enzimática inicial después de 30 días a 4 °C y el 95% en el caso de los materiales almacenados a -20 °C.

A partir de estos resultados, los autores establecen que debe evitarse la exposición de las muestras de sangre seca a temperaturas cálidas, sobre todo con humedad alta, para que G6PD permanezca estable. Asimismo, recomiendan usar desecante para mitigar los efectos de la humedad.